scorecardresearch
Evaristo Arzalluz

Plaza Mayor

Evaristo Arzalluz


Prensa y poder

15/06/2021

En medio, entre los políticos y nosotros, pobres ciudadanos, están los periodistas. De los políticos, como de los vendedores de cepillos, ya sabemos que mienten por sistema: su producto siempre es el mejor. Si los periodistas dieran cobertura a los políticos, mintiendo, o no haciendo su trabajo por pereza, o abusando de su poder, los que estaríamos vendidos seríamos nosotros, pobres ciudadanos.
¿Mienten los periodistas? Los hay que están al servicio de una opción política, con más o menos disimulo, y no hacen más que de correa de transmisión. Esos son pocos y fácilmente identificables. Pero otros, sin llegar a mentir, sí que ocultan parte -gran parte- de la verdad. Saben mucho, muchísimo más de lo que nos cuentan. Vale que haya cosas que no pueden contar, pero ¿tantas?
¿Son perezosos los periodistas? Cuando se limitan a transmitir lo que precocinan los gabinetes de prensa de políticos, que lo único que buscan es propaganda, o sea vender el producto, sí.
¿Abusan de su poder los periodistas? Pues cuando publican una acusación contra una persona o institución, sin contrastar previamente la información, sí. «A usted le acusan de esto y de lo otro: defiéndase». A esa persona o institución la han hundido para siempre, diga lo que diga en su defensa.
Conclusión: usted y yo, pobres ciudadanos de a pie, que no pertenecemos a ‘la pomada’, estamos en manos de los periodistas. Necesitamos que sean de fiar, que nos digan la verdad aunque vaya en contra de la línea editorial de su medio, que trabajen para buscarla, que velen por nosotros, su público. 
Yo los tengo. Y cuando no sé qué pensar sobre un tema concreto, acudo a ellos, a ver qué dicen, para formarme una opinión. Y a los que mienten, o son vagos, o abusan de su poder, los tacho para siempre.
La opinión pública no es la misma que la opinión publicada. Pero si los periodistas no hacen su trabajo, la opinión pública acabará coincidiendo con la publicada. O sea, habremos sido manipulados.