scorecardresearch
Víctor Arribas

VERDADES ARRIESGADAS

Víctor Arribas

Periodista


Encuestas

23/10/2022

El actual presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas es un hombre ante todo de partido. Se afilió en 1973, antes de Suresnes y del "hay que ser socialista antes que marxista" de Felipe González. Es más veterano como militante que el puño y la rosa, si me apuran. Ha vivido con carnet del PSOE cuatro crisis económicas, dos récords de paro con gobiernos socialistas, la entrada en la OTAN que él como todos los progresistas de su generación rechazaron radicalmente en las calles para luego pedir el sí en el referéndum, ha vivido también un golpe de Estado militar y otro golpe civil contra el Estado, y varias guerras en las que todos sus compañeros y compañeras modularon su grado de aceptación o repudio, dependiendo si era una guerra buena como la de Bush padre en Irak o si era una guerra mala como la de Bush hijo en Irak. Un hombre de su tiempo que ha vivido a la sombra de los oropeles y los titulares, elaborando ideas para el debate, fabricando Temas para que luego fueran degustados por los gobernantes de su partido y deglutidos por la ciudadanía.

Tezanos es la más evidente conexión de Pedro Sánchez con el antiguo guerrismo, la facción radical del socialismo felipista que más se asemeja con la forma de hacer política del actual presidente. Con la Guerra de entonces, porque con el de ahora le separan varios años luz y unas cuantas galaxias. Por eso, cuando Tezanos recibe los datos en bruto de los sondeos que realizan sus equipos, le puede la tentación masterchef y los pasa por el mismo fogón en el que aquella corriente socialista cocinaba los asuntos del país tachando de dóberman a todo el que no les siguiera la corriente. Por eso, en Castilla y Leon el CIS de JFT colocó una semana antes de las elecciones a su partido por delante del PP en intención de voto dentro de un pronóstico muy apretado que resultó siendo exactamente al revés. Mucho habría que preguntar, o mucho deberían decir ellos, a los funcionarios del CIS sobre la visión que tienen de la actual etapa que se vive en el coqueto edificio neoclásico de la calle Montalbán de Madrid.

Cuando esta semana, Tezanos explicó por qué las encuestas que hace el organismo público que preside son las únicas que colocan a su jefe como el más votado, empleó exactamente el mismo argumento que pocas horas antes había esgrimido la portavoz socialista: los españoles ya van conociendo a Feijóo y se van dando cuenta de su insolvencia. Suponemos en sus dependencias monclovitas Sánchez no habrá analizado a fondo el argumento porque le sitúa como un gobernante acabado al que solo salva el pellejo la idea que los electores tengan sobre la capacidad de su adversario. En una palabra: el presidente está a merced de su rival. Aunque eso, los cálidos datos pasados por el tamiz no lo expliquen, y haya que leer entre líneas lo que dice el siempre afable y campechano dirigente santanderino.