Mens sana in corpore sano

Rocío Martínez


Prima voce

15/02/2021

Seis meses menos un día. No es una condena, pero se me va a hacer largo. Es el tiempo que queda exactamente para que nuestra catedral se convierta en el escenario más especial que nunca tuvo la Vuelta a España. Que sí, que me mueve el amor burgalés pero a ver quién es el guapo/a que me rebate que esas agujas no forman uno de los rincones más fascinantes, más impresionantes de nuestra piel de toro. Ahora que nos creemos tan avanzados, no está mal pararse a pensar que esta maravilla empezó a crearse hace ¡800 años! Gracias a todos los genios del pasado que nos hicieron el mejor regalo. El que este año tan especial va a envolver al mejor ciclismo, que viaja de catedral a catedral. De nuestro imponente gótico al fabuloso románico compostelano, como harán, pandemia mediante, tantos y tantos peregrinos.

La presentación de La Vuelta fue emocionante. Si no la han visto, les recomiendo que lo hagan, van a sentir un gran orgullo. Me gustó mucho la alusión de Irene Lozano a una inscripción que aparece en el escudo de Burgos: Prima voce, la primera en hablar. La presidenta del CSD confesó que en clase de historia aprendió que esa expresión reflejaba que Burgos era la primera en hablar en las Cortes de Castilla, y lo relacionó con la valentía, también la de nuestra Vuelta a Burgos, que se atrevió a ser la Prima voce, la primera carrera tras la aparición de la covid. Ahora nuestra tierra vuelve a ser la Prima voce, la que da el pistoletazo a la Vuelta a España, la que siempre nos sacó a la calle a aplaudir a esos héroes admirables, los ciclistas. Este año podremos hacerlo tres días y en todas las modalidades, la montaña de Picón Blanco, el previsible sprint de mi barrio, Gamonal, y esa crono que llevará la belleza de nuestra ciudad a todos los rincones del mundo. Ojalá este maldito virus nos permita demostrar al pelotón que somos los mejores anfitriones y al mundo, que, junto a la Catedral, también el Deporte es nuestra voz.



Las más vistas

Opinión

Las puertas del Purgatorio

"Las puertas de la Catedral en las que trabaja Antonio López me han llevado a 'La Ciudad del Gran Rey' y con ellas no solo he renovado mi amor por la basílica, sino que me han devuelto, también, la capacidad de ilusionarme con un proyecto..."