scorecardresearch
José María Chomón

Bailando bajo el diluvio

José María Chomón


De calles y pintores

02/09/2021

Una de las actividades más placenteras para aliviar los dolores del alma, triste y oscura por mor de la pandemia, es visitar museos con obras de los Velázquez, Goya, Miró, Dalí, Sorolla… No debemos tener en Burgos un criterio muy elevado de estos inmortales genios. Si usted diera nombre a una calle para homenajear a Goya, probablemente debiera ser una avenida de importancia. Lo mismo para un tal Velázquez. A Dalí podríamos dedicarle una barriada coqueta y algo excéntrica. Para Miró un barrio modernista, diferente, rompedor. Y para Sorolla un lugar abierto, luminoso, que invite a respirar. En esta tierra del Cid somos más partidarios de amontonar edificios y dedicar nuestras calles a reyes, políticos -algunos de ellos caciquillos-, ciudades vecinas o esperanzas de paz y humanidad, sin olvidar algunas referencias a elementos patrios y personalidades de dudosos méritos.

Decía, que no debemos tener en Burgos un criterio muy elevado de estos inmortales genios. A alguien, hace unos añitos, se le ocurrió poner los nombres de estos universales creadores a un pequeño cúmulo de casitas ubicadas entre la calle Pozanos y la Avenida de Islas Baleares, frente al mastodóntico HUBU. Allí, alejaditas del centro, lucen unas callecitas llenas de barreras arquitectónicas, con letreritos minúsculos que nos dicen que estamos ante la calle Dalí, Goya, o Velázquez, todas ellas precedidas del aclarativo ‘Pintor’. También está la calle Pintor Miró, con una funeraria al frente como tarjeta de presentación, y muy cerquita la del Pintor Sorolla, lugar preferente de aparcamiento, casi sin espacio para el peatón. 

Ya me imagino al tren turístico, ese que está más tiempo parado que circulando, dirigiéndose raudo al extremo norte, cerquita de esa magnífica estación de ferrocarril -donde cuando se baja un pasajero se percata de que se encuentra en medio de la nada-, para mostrar a los boquiabiertos turistas un lugar emblemático en el que hacerse una foto inolvidable. Solo nos queda que a Promueve se le ocurra traer a los mejores influencers para visitar este insospechado rincón burgalés. 

ARCHIVADO EN: Burgos, HUBU, Pandemia