Pretérito Imperfecto

Pedro del Barrio


49 y 50

29/10/2020

Justo en una semana pasaremos del 49 al 50. La primera vez que hablé con D. Fidel (49 Arzobispo de Burgos), en una apertura de Curso de la UBU, lo pasé muy bien, viendo lo abierto y asequible que era. Le conocí en Madrid, al ir junto al, por entonces, rector del Seminario Diocesano de Burgos, párroco de Santa Águeda y luego de El Salvador, de Capiscol, mi buen amigo, y cura, Jesús Andrés Vicente Domingo, a una misa-funeral por nuestro compañero del bachillerato Ricardo Dávila Pérez de Camino, sacerdote misionero, y me agradó su prédica. En esa charla de la UBU le dije lo que me gustaba de él: 1- que cuidase a su parroquia (saluda en la puerta a sus ovejas tras la misa); 2- que predica sin leer papeles y 3, su capacidad resolutoria. Se rió al saber que éramos quintos (él algo menor). Y aunque aquí seamos criticones y reguñones, pienso que ha sido un fiel pastor para Burgos, haciendo honor a su nombre. Ha dejado recias puertas abiertas para recordar sus casi 5 años con nosotros. De D. Mario Iceta Gavicagogeascoa (lo digo de carrerilla), 50 Arzobispo de Burgos, sé lo que D. Fidel dijo de él: que «es un inmenso regalo para la Iglesia en Burgos», «humano y religioso», y que en su opinión: «es el obispo mejor preparado. Alegraos, vais a salir ganando». Su currícula aclara que es: Doctor en Medicina y Cirugía; Doctor en Teología; Máster en Economía; de la Real Academia de Córdoba y políglota: castellano, euskera, inglés, francés, alemán e italiano (seguro que latín también sabrá). Da gusto que venga de Arzobispo a Burgos un buen Dr. en Medicina de Almas que, además, es Dr. en Medicina y Cirugía de cuerpos (a ver si los políticos aprenden del clero y miran por las necesidades de sus parroquianos, como, p. ej. poner Medicina en la civilmente maltratada Burgos, que ya la tuvo y se necesita en la UBU). Creo que D. Mario estará un tiempo prudencial en Burgos, para irse a otros menesteres eclesiales, porque con su historial y edad (55), la Iglesia no desperdiciará su gran talento. Adiós, gracias y descanse, D. Fidel. Y sea bienvenido a Burgos, Dr. D. Mario. 



Las más vistas

Opinión

Charcos

OPINIÓN| 'Charcos', por Vladimir V. Laredo, en Petisoperías