scorecardresearch
Rosalía Santaolalla

Sin entrar en detalles

Rosalía Santaolalla


Lectura de verano

29/07/2021

Como una es de asimilación tardía y reacción lenta, no había reparado en la coincidencia de nombres entre el detective Bosch de las novelas de Michael Connelly con el pintor flamenco del mismo nombre. En lugar de buscar información en la Wikipedia, como todo hijo de vecino, me he dado cuenta en mi enésima visita a mi lugar favorito del mundo: el Museo del Prado. No me lo tengan en cuenta: no me he acercado (aún) a Harry Bosch a través de la lectura, sino por su estupenda adaptación a serie de televisión, un ‘noir’ que recuerda a aquel Los Ángeles de Marlowe ideado por Raymond Chandler, aunque ya adaptado al siglo XXI. 

Contiene todos sus ingredientes: ese sol deslumbrante al que siguen noches de excesos y mañanas de resaca en las que a un investigador le toca poner orden en el caos. Paraíso, pecado y penitencia; como si fueran trípticos del Bosco, si es que estaba claro. Qué hábil Connelly y qué importantes son las novelas negras para contarnos la realidad que a veces sucede en la puerta de al lado o en ese callejón que evitamos al volver a casa. Hace un tiempo tuve la suerte de charlar con Juan Madrid, que reivindicaba el carácter social de la novela negra, en la que hasta se puede oler el ambiente de las calles y se palpa el ánimo de quienes las habitan. 

Por eso me encanta que formen parte de mis lecturas veraniegas y que entre las páginas de esas novelas policíacas se cuele la arena de la playa, del mismo modo que ha pasado este año con otros libros, como los de Sara Mesa, Julia Phillips o Maggie O’Farrell.

Los del primer turno de vacaciones volveremos enseguida, con la segunda dosis puesta, y no nos acordaremos ni de la contraseña del ordenador, pero sí tendremos el famoso objetivo del 70% de inmunizados en mente. Y la esperanza de que más pronto que tarde, lo del último año y medio solo sirva ya de contexto para un tríptico como los del Bosco o una novela de las del otro Bosch, el que contempla las luces de la ciudad angelina desde su atalaya.