Lo imprescindible

Juana Samanes

Crítica de cine


Dehesa. El bosque del lince ibérico

10/10/2020

Ha sido calificado por algunos como el nuevo Félix Rodríguez de la Fuente lo cierto es que, como el famoso naturalista burgalés, la pasión de Joaquín Gutiérrez Acha es divulgar y acercar la Naturaleza de nuestro país en documentales que dejan al espectador con la boca abierta por las impactantes imágenes conseguidas de la fauna española. No es raro porque fue el primer documentalista español en trabajar para las compañías más importantes del mundo como National Geographic, BBC (Natural History Unit), Survival Anglia Televisión, Terra Mater Factual Studios y un largo etcétera. 
Tras sus aplaudidas Guadalquivir y Cantábrico, ahora le ha llegado el turno a Dehesa, un bosque tocado por la mano humana que encierra en sí mismo una riqueza animal insospechada. Esta queda al descubierto gracias a este documental que contiene imágenes impresionantes de todo tipo de animales de esa zona, de mamíferos como linces o zorros, de insectos o de aves como el águila imperial o el martín pescador, este último protagonista de una de las historias más visuales de la película.
Tierra de encinas y alcornoques, también este documental descubre las riquezas materiales de esa zona, como la bellota, fundamental para la cría del cerdo ibérico o el corcho, extraído del alcornoque. 
Pero, como bien precisa siempre en persona Gutiérrez Acha, cuando la dehesa se queda sin la presencia del hombre, se desarrolla una batalla campal de especies en ese territorio y ahí ha estado él para filmarla, con mimo, con paciencia, durante un rodaje que se ha alargado durante dos años. Así ha conseguido captar imágenes de insectos alucinantes y crueles como la araña cangrejo, la belleza de la peleas de la berrea o la brutalidad de aves carroñeras como los buitres. 
Sin educación todavía en nuestro país para apreciar este tipo de documentales de la Naturaleza, algo que no ocurre en Francia o el Reino Unido, Dehesa resulta un largometraje imprescindible para cualquiera que sepa valorar el trabajo que conlleva conseguir esas imágenes y tenga curiosidad por admirar la naturaleza más cercana que nos rodea.
Un consejo: No se lo pierdan si su ciudad es una de las elegidas para exhibirse, porque en esta producción sí que se cumple que una imagen vale más que mil palabras. 



Las más vistas