Señales de vida

María Jesús Jabato


Feliz Navidad

18/12/2020

Merry Christmas. Así felicita el Ayuntamiento la Navidad a los burgaleses, proyectando con un Cinexin en las fachadas de los edificios de Correos o la Diputación un Papá Noel coronado por el mensaje Merry Christmas. Ortega y Gasset, que decía que hablar otra lengua es empobrecerse y que para hablar una lengua extranjera hay que volverse un poco imbécil, nos sirve en bandeja los adjetivos que debemos utilizar para calificar la felicitación municipal; pobre e imbécil. No hay que extrañarse de que el español pierda fuelle y se malhable, ni, visto lo visto, hay que creer una palabra de las encendidas mociones que en su defensa plantean de cuando en cuando los políticos locales en los plenos, que son artillería ligera, fuegos de artificio para hacer un poco de ruido, en definitiva, nada. El Papá Noel municipal nos habla en inglés y, sin saber inglés, entendemos muy bien lo que dice, entendemos que está pisoteando con sus pesadas botas de nieve nuestra lengua madre -«el español de mi madre», del que hablaba Juan Ramón Jiménez-, avalado por la aquiescente tontuna de la concejala de festejos y amenidades varias. Feliz Navidad, concejala. Feliz Navidad.
Corre por nuestras venas una lengua milenaria, rica y bizarra, pero desde las instituciones nos transfunden mensajes horterillas, anglófonos y acomplejados. Merry Christmas, nos dicen, y se quedan tan anchos, y presumen incluso del chisporroteo de luz y color de esta entristecida Navidad. Los idiomas sirven para lo que sirven, pero no sustituyen a la lengua propia, que es la única que nos identifica. Si decimos feliz Navidad incorporamos al bienintencionado deseo el contento de los peces que beben en el río, la estampa retro de los paveros, el destello del ángel en la noche, la alegre calderilla del aguinaldo, el olor a musgo y corcho del Belén, el mazapán, el oro, el incienso, la mirra y la zambomba. Si decimos merry Christmas sentimos en el alma el frío de lo impostado, la vaguedad de lo ajeno. A seis días de una Nochebuena esperanzada aunque alumbrada de ausencias, feliz Navidad a todos. Feliz Navidad.