Plaza Mayor

Rebeca E. Casado


Invernalia en Can Barça

04/09/2020

Los más futboleros estamos más que acostumbraos a los espectáculos de Messi dentro de un campo de fútbol. Los más merengues, incluso, podemos decir que llevamos años sufriéndolo. Pero nadie se esperaba que la última exhibición del argentino fuera a través de un burofax después de caer eliminado 2-8 en los cuartos de la Champions contra el Bayern. 
Ya sé que todo en esta vida tiene su final, pero no acabo de digerir que la dupla Barça-Messi vaya a romperse, al menos no todavía y desde luego no de esta manera tan estrepitosa. Bartomeu como presidente es posiblemente el peor que ha tenido el equipo catalán en su historia, aun así no debería doblegarse a las presiones de un jugador que quiere abandonar un barco a la deriva, por mucho que te llames Messi.
No lo voy a negar, como madridista estoy disfrutando de este esperpento y lo miro aliviada sabiendo que no es el Real Madrid, experto en eso de gestionar egos, quien está dando este show tan lamentable.
Y como buen culebrón, toda opinión debe quedar reflejada en Twitter. Esa red social a la que siempre hay que acudir cuando el adversario, bien sea político o deportivo, se encuentra en pleno naufragio público porque sabes que el ingenio trabaja a pleno rendimiento. 
En ese regocijo de coñas y memes encontré a un tuitero que hizo una comparativa que podría resumir perfectamente la situación que se está viviendo en el Barça con el astro argentino y que los aficionados a la serie Juego de Tronos entenderán a la perfección. 
Y es que venía a decir que el final de Messi en el Barça va camino de ser como el de Danenerys. Nadie se lo podía sospechar por sus impecables trayectorias  –aunque alguna señal ya había– pero un día, cansados de todo, se les cruza un cable y acaban convertidos en villanos, arrasando y destruyendo a aquellos que un día les convirtieron en dioses.
Con demasiados frentes abiertos, se acerca el invierno y se intuye largo en Can Barça.