Plaza Mayor

Santiago González


Un debate para recuperar la normalidad

01/07/2020

El debate de política general, que analiza anualmente el estado de la Comunidad, se convirtió en la vuelta a una cierta normalidad parlamentaria. No fue duro, quitando algunos momentos de Pablo Fernández (Podemos), que en su sobreactuación rozó el insulto o la falta de respeto, pero sí que escenificó una confrontación que en los últimos meses no ha existido. La lealtad del Partido Socialista durante la dura travesía de la pandemia había convertido en fantasmal a la oposición, que casi desapareció hace unas semanas en la firma del pacto de recuperación social y económica.
Evidentemente, la dureza de la covid-19 requería una unidad política en la lucha contra la crisis sanitaria y un trabajo conjunto para una rápida salida de la crisis social y económica que aún nos asola. Y en este tiempo el comportamiento de casi todas las formaciones políticas ha sido ejemplar y de ello saldrá beneficiada toda la sociedad castellana y leonesa.
Pero ya era hora de que cada uno de ellos mostraran sus alternativas. Los socialistas, con su comandante Tudanca al frente, estaban con ganas de entrar en el balance de una gestión que ha tenido luces y sombras por parte de la Junta. Y el líder de la oposición, a pesar de haber ganado las elecciones justamente hace un año y contar con el grupo parlamentario más numeroso, mostró ayer sus dientes y los hincó en la gestión del Gobierno conjunto de Partido Popular y Ciudadanos. A pesar de ello, Fernández Mañueco se mostró muy hábil y desactivó cualquier confrontación con su oferta para consensuar los presupuestos del próximo año. Habrá que ver en qué queda, pero ahora la pelota está en el tejado del PSOE. Y no es fácil bajarla. 



Las más vistas