scorecardresearch
Santiago González

Plaza Mayor

Santiago González


El PP se conjura para la victoria

06/10/2021

El Partido Popular lleva tiempo con dudas, demasiadas, sobre el rumbo que poner para reconquistar La Moncloa y desalojar de la Presidencia del Gobierno al socialista Pedro Sánchez. Pablo Casado, al mando de la nave desde Génova, ha ido dando bandazos a conveniencia para acercarse más a la derecha, ganándose la simpatía de Vox, u ocupar el centro, con la intención de comerse a los votantes de Ciudadanos, un partido que ya no cuenta.
Así las cosas, el PP ha celebrado una convención multitudinaria en Valencia donde miles de afiliados y cargos políticos han cargado las baterías para iniciar la rampa de lanzamiento hacia una victoria electoral. Esta demostración pública de unidad, algo que no podían soñar en los últimos años, les sirve para coger impulso, alimentar su ego y conjurarse en el camino de vuelta hacia La Moncloa. Creer en ello es el primer paso.
Sin embargo, aún hay mucho trabajo por delante. Bajo la aparente tranquilidad y unidad se encuentra un partido sin líderes en muchas provincias, con ‘familias’ que desconfían de los otros y con una falta de cohesión que les ha hecho perder ayuntamientos y diputaciones importantes. Y no hace falta irse lejos para darse cuenta. Burgos, Valladolid, Soria o Salamanca (donde aún ni se prevé celebrar el congreso provincial ante la división existente) son ejemplos de demasiados egos, de falta de una línea política clara más allá de los argumentarios llegados desde la sede nacional y de la ausencia de liderazgo, tanto interno como entre la ciudadanía.
El PP ha elevado su autoestima, pero como los dirigentes provinciales no consigan renovar las caras, adecuar el mensaje y ofrecer soluciones a los problemas no conseguirán los votos necesarios para hacer realidad sus esperanzas. Creer solo es el primer paso.