Plaza Mayor

Aurora Lázaro


Octubre rojo

13/10/2020

Van pasando inexorablemente los días de este 2020 y ya estamos en octubre. Vinieron los temporeros a la vendimia de la Ribera del Duero y gran parte de la uva se ha recogido con bastante normalidad sanitaria, a pesar de los temores a una invasión de contagios que no se ha producido finalmente, bien sea por las pruebas PCR, las medidas que se han adoptado, el trabajo al aire libre o por todo a la vez. En el tema de los temporeros, quizás urge más resolver el problema enquistado de condiciones laborales, abusos, el papel de las empresas intermediarias… Anunciaron los sindicatos una enésima reunión el mes que viene para resolverlo de una vez por todas. Espero que estén presentes absolutamente todos los actores implicados, indispensables para visualizar una realidad con muchos matices y encontrar soluciones de verdad.
Ha mostrado también octubre una evolución bastante favorable en la previsión de incidencias sanitarias en los distintos escenarios educativos del país, a pesar del inmenso alarmismo y visiones catastrofistas que tuvimos que soportar al inicio del curso. Espero que haya alguien analizando por qué. Sin embargo, octubre está pintado de color rojo en España. Somos el farolillo de los ‘positivos’ europeos y lo peor es que no tenemos claro el motivo. Y si no se sabe o no se quiere ver dónde está el problema, complicado es dar con su solución. Pero la vida sigue. Y aunque la crisis esté golpeando fuerte a los que peor estaban situados en la calle de salida, provocando cierres de algunos negocios, socavando la estructura y financiación de otros, encubriendo detrás del escudo del teletrabajo niveles vergonzosos de productividad… la vida sigue. Y menos mal. Igual tenemos que poner el foco en esa lucha cotidiana, ese esfuerzo diario por continuar braceando contra corriente, con la vista puesta en un horizonte donde imaginar aguas más calmadas.