Los Heterodoxos

Ignacio Fernández de Mata


La cagada

20/01/2021

La desafortunada comparación de Iglesias entre el exilio de 1939 y la cobarde huida de Puigdemont al palacete de Waterloo es ridícula, innecesaria, frívola, pero, sobre todo, es una ignominia. El sufrimiento de cientos de miles de españoles que huyeron al extranjero con lo puesto, escapando de una victoria aterrorizadora, inclemente y cruel, no es comparable a la situación del expresident. Se mire como se mire.

Hay quien ha querido atenuar la culpa señalando que fue Gonzo quien le trasladó la pregunta y, por lo tanto, los términos de la comparación. No seamos ingenuos, la cuestión tiene todos los elementos de estar pactada, formulada en el estilo apocalíptico que tanto gusta a Iglesias. Sabía lo que hacía: agitar los caladeros electorales del catalanizquierdismo a ver si atraía alguna sardina a su ascua en tiempos de la operación Illa.

Iglesias es un buen estratega político que, antes que nada, se tiene por un gran intelectual. Indudablemente, es un tipo inteligente y formado, pero tiene todos los tics de la soberbia universitaria, de quien se mueve con soltura en el juego verbal conociendo de antemano todas las preguntas y respuestas, del provocador de salón que consigue una cohorte de acólitos ávidos de su salvaje pero sabia oratoria. Le ha funcionado antes, pero no esta vez: nada ha cosechado en Cataland y ha ofendido a todos los que saben qué fue aquel terrible exilio, con miles de vidas quebradas, arrojadas a la miseria, perdidas… Vamos, lo que se dice una cagada.

Memoria histórica es una expresión sin más, posiblemente desafortunada, cuyo valor está en recoger un inmenso patrimonio de sufrimiento, dolor y penurias. Esto es algo que la derecha filofranquista no acaba de entender: que es verdaderamente un patrimonio, un haber, un pertenecer, no una ideología arrojadiza. En la aceptación de ese doloroso patrimonio se bate nuestro ser como sociedad y democracia. No es un tema menor. No son ejercicios de rencor trasnochados -recuerden el chat de la XIX del Aire-, es hacer un país para todos. Con la comparación hecha por Pablo Iglesias, hemos retrocedido en el arduo trabajo a favor de la memoria de las víctimas. Menuda paradoja. Que se deje de regateos y pida perdón. La ingeniosa ocurrencia ha sido una soberana estupidez.
losheterodoxos.blogspot.com



Las más vistas