scorecardresearch
María Jesús Jabato

Señales de vida

María Jesús Jabato


Bronca

27/05/2022

Salimos a bronca diaria. Dicen los medios locales que el último pleno municipal estuvo plagado de faltas de respeto y que en no sé qué comisión el concejal Balbás llamó «payaso» y «bobo» al concejal Berzosa, según consta en acta, o sea, que así fue y así nos lo han contado. Ya hemos dicho aquí varias veces que no hay quien aguante los malos modos que se gastan los mandamases locales y una vez más se repite la historia que va camino de ser la historia interminable, aunque no la de Michael Ende, que es una bella fábula de esperanza y aquí la única esperanza que tenemos es que estos señores se vayan pronto a su casa. Esto es lo que pasa por ver las basuras mediáticas que suelta la televisión, que nos hacen creer que se puede ir por la vida pisando el cuello al prójimo y rociándole de sapos y culebras. «Bobo». «Payaso».

Es sabido que el bobo, por ser tal, es confiado, como hace siglos advirtió Juan del Enzina a un incauto, corre, corre, corre, bobo,/ no te des tanto descanso/ corre, corre por el manso,/ no te lo lleven de robo; pero mucho nos tememos que el concejal Balbás no pensaba en este renacentista cuando llamó «bobo» al concejal Berzosa y que tal vez también a una le llame boba si lee estas líneas, boba, como aquella dama de Lope de Vega que se hacía la tonta frente a los convencionalismos, pero si así lo hace se equivocará, porque una es más parecida a la hermana de la tal  boba, que era bachillera y escribía cartas para expresar su aversión a lo que no le gustaba; en esas estamos. No contento el concejal Balbás con llamar «bobo» al concejal Berzosa, también lo llamó «payaso», o sea, bufón y hazmerreír, y aquí el insultante tampoco pensaría en Espronceda, aunque podía haberlo hecho por aquello que escribiera el romántico don José, el saltarín payaso/ al grave regidor le salta al paso.

Total, que el grave regidor, o sea, el concejal Balbás, perdió los papeles, los nervios y la compostura y faltó al respeto al concejal Berzosa cuando este le salió al paso, ya decimos, la historia interminable, la historia que viene desde antiguo, tanto, que cuando se abrieron en Burgos unos baños públicos proponía la burlona prensa del XIX que fueran los ediles a purificarse en sus aguas: Yo supongo que irán los concejales/ sus concejiles faltas a lavar/ aunque para alcanzar la tal limpieza/ necesitan de fijo algún Jordán.

mariajesusjabato@mariajesusjabato.com

ARCHIVADO EN: Burgos