scorecardresearch
José Ramón Remacha

El mirador diplomático

José Ramón Remacha


Marruecos siempre

18/06/2021

La crisis marroquí parece se acerca a su fin, a juzgar por el silencio mediático que empieza a arroparle. Pero no ha llegado a una solución al problema de fondo. Con la perspectiva que nos da el tiempo vemos las secuelas colaterales que ha dejado esta crisis diplomática. Lo más notorio es la situación creada por la acogida de menores venidos a Ceuta, y la suspensión de la Operación Paso del Estrecho. Pero también el cierre de las fronteras de Ceuta y Melilla, la retirada de la embajadora en Madrid, la entrada en escena de la Unión Europea, y el silencio calculado de EEUU. 
Marruecos siempre es nuestro vecino del sur. No se le puede ignorar salvo grave riesgo de conflictos internos y externos. Siempre está presente para nuestras relaciones internacionales y en nuestra política interna, aunque no se quiera verle desde una política exterior cómoda, centrada en sí misma como ahora. Se dice que a Marruecos hay que tratarle con cariño y con firmeza. Pero no es fácil lo del cariño porque no estamos bajo un mismo paraguas. Lo estaríamos si mejora la relación con EEUU, como parece posible con tiempo y arte. Lo de la firmeza es posible pero difícil en una coyuntura en la que no se capta la dimensión de lo que hay en juego y cuando vamos a bandazos con el vecino del sur.
Por otra parte, la crisis ha supuesto un desgaste para Marruecos y una evidencia para España. Tal y como venía la cuestión del Sahara todo era favorable a la dinámica marroquí para consolidar su posición en una pretensión anexionista: apoyo de EEUU, empatía de Francia, debilidad del Polisario, silencio de España, y con el tiempo a favor, o mejor dicho en contra del referéndum de autodeterminación acordado por las Naciones Unidas. El censo electoral es muy problemático porque han pasado 45 años y la población ha cambiado. 
Pero la situación es otra. El tema del Sahara ha saltado a la escena internacional donde las ocurrencias de Trump son criticadas, la UE ha tomado nota y se posiciona del lado de España y el otro vecino de Marruecos que es Argelia dice que está dispuesto a dialogar, a favor del Polisario suponemos.