Cosas de lateral

José Daniel Maté


Tesoro bendito

30/06/2020

Quién nos lo iba a decir aquel verano de 2015, cuando la ACB dio otro portazo al Tizona y la directiva del club decidió no seguir en LEB Oro, que 5 años después toda la ciudad iba a estar empujando a su equipo por televisión en las semifinales por el título. Quién podía imaginarse aquel 22 de agosto, cuando DB anunció el nacimiento de un proyecto que pretendía tomar el testigo del anterior, que en menos de un lustro el San Pablo iba a luchar contra el Barcelona por alcanzar la final de la Liga Endesa.

En apenas unas semanas la afición burgalesa pasó de la decepción de otro ascenso frustrado y la desaparición de aquel glorioso Autocid a la ilusión de volver a intentar el salto a la élite de la mano de Jesús Martínez y Félix Sancho. Con Casadevall, Epi y Albano se creó a contrarreloj un equipo que devolvió la esperanza a la marea azulona hasta que el Huesca de Huskic se cruzó en su camino. Un año después, ya con el pívot serbio como estandarte y tras un inmaculado play off, el San Pablo saboreó la gloria.

La salvación en su estreno en la Liga Endesa y la clasificación para Europa al año siguiente con el aliento de la mejor afición de España despertaron entonces la admiración del baloncesto patrio hacia un San Pablo Burgos que estas semanas ha acaparado la atención mediática y múltiples elogios tras tumbar al campeón Real Madrid.

«Todavía ganáis la ACB», me escribió por WhatsApp un amigo, reputado periodista vallisoletano, aquel sábado. «Yo voy con el Burgos y ese cubano», replicó otro compañero jienense ese mismo día. Ambos, y miles de personas más en todo el país, soñaron este domingo frente a la televisión con ver a un equipo modesto pelear por el título y emular a aquel TDK Manresa de Chichi Creus que en 1998 levantó la ACB.

No fue esta vez, ¡ojalá más adelante!. Mientras tanto, Cantemos a Burgos, tesoro bendito que España venera con honda emoción (...). Es para estar orgullosos.



Las más vistas