Plaza Mayor

María Vélez


Grita 'Bonito'

30/06/2020

Último día de junio. El mes en el que hemos dado la bienvenida al verano recuperando los reencuentros y la vida en la calle y en el que hemos dicho adiós a la primavera sin aire. Termina el primer fin de semana de libre movilidad en toda España después de más de tres meses largos y los Sampedros sin fiesta, ni obligada chaquetita, por cierto. Concluye el primer semestre del año de las noticias más duras jamás imaginadas y arranca la segunda mitad del año de las incertidumbres. Con todo, empezamos de nuevo. Y eso ya es una buena noticia.  
Junio ya ha traído algunas esperanzadoras, mejores, incluso alegres, más propias del antes. Porque nuestro San Pablo ha llegado más lejos que nunca, con el proyecto del baloncesto en Burgos colándose en toda España; porque ha regresado LaLiga que a tantas almas emociona; porque con importantes citas culturales aplazadas hay alternativas y nuevos formatos para el ocio estival en este ámbito; porque vuelven los museos, los viajes, el ocio deportivo,  las salas de cine… 
Volvemos. Prudentes, pero volvemos.
Arranca el verano, la estación de las vacaciones, la de las playas y las piscinas - seguro que las que aún están pendientes de abrir llegarán de la mejor manera, a ser posible antes de que el clima del verano burgalés se vuelva fresquito, ya me entienden-, la estación que cada año lleva asociada una canción. La desconozco, como casi siempre. Me inclino más por ponerme mi propia banda sonora, al margen de periodos estacionales y más pegada a momentos personales. Sigue habiendo nuevos singles en estos tiempos. Por ahora me quedo a escuchar lo último de Pau Donés, una mala noticia su fallecimiento este mes. Poco antes volvió con un disco de agradecimiento. Y es que, todo Depende, de según como se mire. Por eso, quizá, ahora, Grita Bonito.



Las más vistas