Plaza Mayor

Gadea Gutiérrez


Sentido común

16/12/2020

Muchos sanitarios de primera fila en la atención de la covid afirman que si la gente conociera la realidad de la enfermedad del coronavirus no se verían imágenes como las de algunas terrazas de la capital estos últimos días. La Junta no ha autorizado a los medios de Burgos que mostremos esa realidad, pero, con independencia de ese tema, tampoco creo que sea necesario empaparse de los detalles de una agonía para entender que la infección por SARS-CoV-2 puede acabar matando. Evitar los agolpamientos es más bien una cuestión de sentido común, que es de lo que, creo, se adolece aquí.
Si algo ha quedado meridianamente claro en estos diez meses es que cuantas menos personas compartan tiempo y espacio, menos riesgo de contagio. Para saber si esto se hace bien o mal, basta preguntarse a cuántos contactos tendríamos que avisar cada uno de nosotros si hoy nos dijeran que hemos dado positivo. También es de sentido común que si un local de hostelería abre una terraza sin servicio de camareros y obliga a la clientela a levantarse e ir a la puerta del local a pedir, las probabilidades de concentración en pocos metros aumentan.
Y luego entra la Administración. No se puede estar todo el día taladrando a la gente con que estas Navidades han de ser diferentes y al mismo tiempo invitar al personal a recorrer las cuatro calles de siempre con los reclamos de toda la vida: el mercadillo, las luces, los monumentos iluminados... Es tan contradictorio como pedir contención mientras se proclama a bombo y platillo que en enero llega la vacuna e, inevitablemente, va calando el mensaje de que es cuestión de semanas que la pandemia pase a la historia. 
Sobre esta infección hay tantas variables aún ignotas que lo mejor es mantener la prudencia y el sentido común, que no falla. A ver si el 2021 nos trae algo del que nos falta.



Las más vistas

Opinión

De lemas

OPINIÓN| ' De lemas', por Ignacio Fernández de Mata, en Los heterodoxos