Los Heterodoxos

Ignacio Fernández de Mata


Trumpunk

11/11/2020

Tras la intención de Joe Biden de coser Estados Unidos, topamos con una preocupante realidad sociológica de guapos y forrados neoliberales, amables racistas, negacionistas de la ciencia, supremacistas bíblicos, anticomunistas siliconados, evangélicos clenbuterados, conspiranoicos armados, en fin, un popurrí fundamentalista que, sin embargo, se dice animado por el principio de libertad absoluta -los libertarians anti-Estado, anti impuestos, servicios públicos o restricciones de cualquier tipo-. Como diría Maruhenda, buenos americanos, gente devota en su mayoría, que vive en un idealizado Smallville, que tiene más de siglo XX que de XXI. He ahí el trumpismo. 
Esa olla a presión de frustraciones vitales, incomprensión de la modernidad, terror a la multiculturalidad, anhelos de sistemas económicos periclitados y fundamentalismo cristiano es el mayor riesgo que Estados Unidos tiene para su propia pervivencia como nación. Su mayor enemigo es él mismo. Con Trump, sus votantes buscan que el mundo gire hacia atrás sí, como hizo Superman. Aunque algunos creen hace tiempo estar ya girando así, a la contra…
Donald Trump tiene mucho que ver con la negación del mundo contemporáneo y, a la vez, su relativa afirmación, una especie de contradictio in terminis. Trump es un fenómeno steampunk, un personaje retrofuturista anclado en fabulosos inventos a vapor, rodeado de auxiliares con minifaldas de vértigo y gafas de aviador, atildados engominados de arrebolado espíritu neocon y furibundos telepredicadores comprensivos con las debilidades de la carne… Un mundo de ensoñación pseudocientífica a cuyo frente se sitúa un iletrado, un negacionista, un inmenso irresponsable que ha dado alas a movimientos por todo el mundo que incurren en esa apuesta por un pasado fake y paranoico, racista, clasista, hipernacionalista. Ojo, que por aquí, de esos, los hay a puñados.
La ciencia es nuestro mejor aliado, como se ve a las claras en estos momentos de pandemia, de busca denodada de vacunas y tratamientos. Una ciencia a la que se ha hecho muchos ascos en España dejando escuálido nuestro sistema de I+D+i, y que ha de remediarse. Lamentablemente, las cegueras ideologizadas sobre lo real y contrastado se extienden a muchos ámbitos, y para muestra ahí está la llamada Ley Trans que promueve nuestra ministra de Igualdad, en la que la biología ha sido borrada de un plumazo. En fin.
losheterodoxos.blogspot.com



Las más vistas

Opinión

Charcos

OPINIÓN| 'Charcos', por Vladimir V. Laredo, en Petisoperías