scorecardresearch
Martín Serrano

Plaza Mayor

Martín Serrano


Jeribeques

30/09/2021

Sin rodeos. Al grano. Yo, a lo mío. Tres preguntas para romper el hielo y entrar en materia, que las vacaciones ya son historia: ¿Por qué lo llamamos cinta aislante si lo que hace es precisamente lo contrario, unir con contundencia? ¿Por qué aunque tengamos 35 grados en casa las baldosas del baño siempre están frescas? ¿Y por qué ante la inminente recogida de una cosecha de uva más corta que la anterior, o en un concurso literario con menos aspirantes presentados, siempre se apunta a renglón seguido «pero de más calidad»? 
Bueno, existen más cuestiones que ocupan mis ratos de duermevela después de comer (y alguno en el trabajo), y mientras espero en los semáforos: ¿Por qué si hay varias colas, por ejemplo en un supermercado, con frecuencia y sin preguntar muchas personas se colocan en la más larga? ¿Y a qué se debe que a tanta gente le resulte imposible reprimirse de estrujar una lata de Coca-Cola ya consumida?
Esta no es pregunta, es manipulación del lenguaje: modificar, para los bancos, significa cobrar más al cliente y pagar menos intereses; y reestructurar, echar a trabajadores, aunque ganen todos los años miles de millones y la falta de personal en las oficinas, y el cierre de estas, obligue a largas esperas en la calle.
No sé a ustedes, pero a mí me llama mucho la atención cuando los políticos, o cualquier cargo más o menos público, hablan sobre los jóvenes y, como si fueran a expresar una reflexión profunda, o la diferencia entre el imperativo categórico y el hipotético de Kant, dicen que «son el futuro». ¡¡Coño!! ¡Y dos ruedas, dos pedales, un sillín y un manillar, una bicicleta! ¡Y dentro de cien años, todos calvos!
Por cierto, antes de que se me olvide: almóndiga sí está aceptada por la RAE, pero cocreta no.
¿El título? ¿A que es una palabra ensoñadora? Guiños. Me encanta.
Última duda: ¿A que alguno de ustedes se ha preguntado ya si me pagarán por hacer esta columna tan alternativa? De todo tiene que haber en la viña del Señor. Alegría y salud.