Ana Castellanos


Más de 250 millones

09/04/2021

Las matemáticas no son lo mío. Sufrí para superarlas en el Bachillerato y cuando mi hijo me ha dicho que había comenzado el tema del lenguaje algebraico me entraban los siete males, solo de recordarlo. Aunque si les digo la verdad acordarme, me acuerdo de más bien poco. En cambio cuando se trata de hacer números vinculados a la economía busco la manera, nunca técnica ni adecuada, de hacer los cálculos.
Y haciendo cuentas he comprobado como la desvergüenza de quienes nos gobiernan es de tamaño catedralicio. Nos cuentan que este año, la Hacienda pública prevé ingresar un 2% más que el año pasado y alcanzar los 12.976 millones, lo que significa, al menos, 250 millones de euros más que en 2020. Pero no se lo pierdan, en gran parte será a costa de los trabajadores que, a causa de la pandemia, han tenido que irse a su casa, ERTE mediante, viendo como sus ingresos caían en picado. Como sucede cuando uno cobra el paro, en el ERTE desaparecen las pagas extraordinarias y lo que es peor, el Gobierno hace que te paga más, porque no te retiene ni un céntimo para la Hacienda pública. Pero cuando llega la primavera, de repente Hacienda somos todos y aquí no se libran ni los trabajadores de la hostelería que están teniendo que pedir alimentos a Cáritas, porque con lo que cobran de ERTE no les llega más que para pagar la hipoteca y las facturas y si les llega.
Son tan generosos nuestros gobernantes de Madrid que les van a dar la oportunidad de abonar todo el dinero de esas retenciones no realizadas en seis meses. De vergüenza ajena, insisto. En estas circunstancias tan excepcionales como las que estamos viviendo, todos estos trabajadores deberían estar exentos de tributar por las cantidades que han cobrado de ERTE. Es lo menos que el Estado debe hacer por ellos.



Las más vistas