TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


La exhibición

15/01/2021

En verano de 2001 se produjo «una de las mayores locuras en la historia del fútbol», frase literal entonces en la 'Gazzetta dello Sport', el periódico deportivo italiano de referencia. La Juventus de Turín pagaba al Parma casi 54 millones de euros… ¡por un portero! Italia y el planeta-fútbol en general se echaban las manos a la cabeza.

Ahora viajas al pasado, les dices que estará 25 años en activo, les cuentas lo que ha dado a sus equipos, el palmarés acumulado, la personalidad que transmite a sus compañeros y les hablas de «locuras». Por supuesto, era Gianluigi Buffon y hasta que Liverpool y Chelsea perdieron la cabeza por Allison (75 millones) y Kepa (80) en verano de 2018, fue el guardameta más caro de la historia.

Marc-André Ter Stegen costó 12 millones de euros y su valor de mercado actual (según el portal 'Transfermarkt') es de 75, tercer portero del mundo tras Oblak (90) y Allison (80), empatado con Courtois, por encima de Donarumma (60), Ederson (56)… El mercado va cambiando porque los porteros han cambiado. Su preparación física y técnica es asombrosa, y el nivel del guardameta medio ha subido de forma exponencial.

Lo que hizo el alemán en la semifinal de la Supercopa equivale a un 'hat-trick' de delantero. O más. De principio a final, empezando con un mano a mano con Isak al que cierra todos los espacios con una salida eléctrica y terminando con la gloria final de los penaltis, pasando por la manopla en el zapatazo a la escuadra de Zaldúa y, por encima de todo, el vuelo y roce con la punta de los dedos a la falta perfecta que había lanzado Januzaj en el 118.

¿Por qué el precio de un portero 'debe' ser inferior al de un goleador de prestigio? La Juve lo tuvo claro hace veinte años, pero el mercado se ha resistido demasiado.



Las más vistas

Opinión

Hablemos

"Firma como Potas. Y ya está, porque no firma ninguna obra suya, sino que se dedica a estropear las de los demás. No había reparado en ella hasta que David Palacín ha mostrado su interés por hablar con él después de manchar una de sus fotografías..."