El mirador diplomático

José Ramón Remacha


Gibraltar con Verja

29/01/2021

Decíamos que Gibraltar se quedará sin su Verja famosa según el Acuerdo Marco y de Principio negociado entre España y Reino Unido/Gibraltar.
Lo último es que la parte inglesa de este asunto no ve ahora la necesidad de quitar la Verja. Se dice que basta con acordar seriamente el paso franco por la misma. Así lo ha afirmado Fabián Picardo en declaraciones al Parlamento Británico, Cámara de los Lores, esta semana. 
Detrás de este cambio de posición se ven dos cosas. 
Una, que a los británicos corresponde retirarla porque la levantaron en 1908 para hacer más difícil el contrabando que se hacía en perjuicio de España, con perros entrenados para el matute. Y como el Acuerdo Marco apunta a suprimir el contrabando no hay urgencia en el empeño. O sea que da igual con Verja abierta que sin Verja. 
Además, aunque de esto no se dice, resulta que el aeropuerto necesita la Verja. Está justito pegado a la misma. Y no es imaginable un aeropuerto de uso civil del espacio Schengen sin protección de unas vallas. 
Por este lado de la Verja la posición no ha cambiado. Lo principal es el tránsito sin problemas para los trabajadores que van y vienen al Peñón. Las declaraciones oficiales lo confirman cada día. Pero también hay expectación y alivio en el ámbito privado pensando que la Verja se acaba. Ayer me encontré de manera fortuita con un español de la zona. Es uno que, por su vida, su nacimiento y su trabajo, se siente al mismo tiempo de Algeciras, de La Línea y de Gibraltar. Y me dice seriamente que en torno a la verja hay mucho odio hacia España por culpa de la separación que les impuso el cierre y porque son muchos hoy los trabajadores afectados. Si se tiene en cuenta a las personas dependientes de aquellos salarios el número sube al triple de los estimados por la estadística gibraltareña. Allí dice hay trabajo y está deseando de volver para reclamar algunas pagas que le adeudan por trabajos en la restauración hospitalaria.
Esto lo pretende resolver el Acuerdo Marco. Tiene buena intención pero con un largo camino hasta llegar a ser un Tratado internacional que afecte a 28 países.



Las más vistas

Opinión

Las puertas del Purgatorio

"Las puertas de la Catedral en las que trabaja Antonio López me han llevado a 'La Ciudad del Gran Rey' y con ellas no solo he renovado mi amor por la basílica, sino que me han devuelto, también, la capacidad de ilusionarme con un proyecto..."