scorecardresearch

Una final adelantada

Ó.C.
-

El Mirandés afronta el lunes un duelo decisivo ante la Real Sociedad B para evitar la caída al descenso

Oriol Rey y Riquelme pelean por un balón en el encuentro en Anduva ante el Lugo. - Foto: Jesús J. Matí­as

El Mirandés atraviesa un momento muy delicado en la temporada. La mala racha de resultados en los últimos cinco partidos ha dejado al equipo de Lolo Escobar tocado, al borde de los puestos de descenso. En medio de este escenario, el calendario ha deparado un partido trascendental. Una final que tendrá lugar el próximo el lunes 13 en Anduva y contra un rival que, en estos momentos, sin duda hay que considerarlo directo por evitar las posiciones de peligro: La Real Sociedad B.

El resultado de este encuentro puede condicionar el futuro rojillo, porque aunque en las últimas dos jornadas las sensaciones de los jabatos han mejorado sobre el césped, en el fútbol lo que cuenta realmente son los marcadores y ante el Oviedo el equipo empató y frente a la Ponferradina perdió. Por eso, el técnico rojillo afrontará un encuentro determinante también para su futuro, tras cinco duelos en los que su equipo solo ha sumado dos puntos.

La tabla mantiene cierta igualdad, como resulta habitual en Segunda, aunque los rojillos cada vez están más encuadrados en el vagón de cola de la clasificación. Los 20 puntos en 19 partidos que lucen en el casillero del Mirandés evidencian la dinámica negativa. La RealSociedad B no tampoco atraviesa una situación mejor, ya que acudirá al encuentro en Anduva con 17, a tres de diferencia, lo que equivale a una victoria que puede hacer que los rojillos caigan al descenso o que los donostiarras continúen en él.

Por este motivo, y aunque resta mucho para que la temporada entré en la fase decisiva, el duelo ante el Sanse suena a final para rojillos y el conjunto txuri urdin. Para prepararlo, los dos bloques tendrán  tiempo de sobra para entrenar un plan para el partido, ya que ambos conjuntos jugaron la pasada jornada el domingo. Los dos perdieron.

Los de Escobar se ejercitaron el lunes para recuperar las piernas del esfuerzo de El Toralín y ayer los jugadores tuvieron jornada de descanso. Hoy regresan al trabajo y por delante tendrán cinco sesiones de entrenamientos sobre el anexo, para preparar el encuentro que se disputará el lunes, con mucho tiempo para pensar.

De los otros tres equipos que están en los puestos de descenso, los rojillos tienen perdido el encuentro en Anduva ante el Alcorcón, contra el Amorebieta vencieron por 2-0 y frente al Fuenlabrada empataron a uno en el Fernando Torres. El duelo ante los madrileños se disputó hace solo tres jornadas y los rojillos ya viajaron con la sensación de que este también era un encuentro de cierta entidad.

Por eso, los jabatos al menos han tenido una experiencia que puede servir para afrontar un encuentro decisivo. Contra los de Oltra, el Mirandés tuvo que remar contra corriente en el marcador, en un encuentro que empezó a complicarse en los primeros minutos con un gol de Pedro León. Los madrileños se quedaron con uno menos y eso facilitó el escenario en un duelo que acabó en empate, pero en el que pudieron ganar cualquiera de los dos equipos.