scorecardresearch
Leticia Núñez Núñez

Plaza Mayor

Leticia Núñez Núñez


El cariño también cura

11/11/2022

Resulta que estos días asistimos a la renuncia de al menos una veintena de médicos en Madrid por la reorganización de las urgencias extrahospitalarias. Lo califican de «plan suicida» y se han plantado movidos por un cúmulo de malestar, recortes y carencias que les someten a unos niveles insoportables de desgaste emocional. 

Entre sus principales quejas, el hecho de que les desliguen de muchos pacientes a quienes podrían diagnosticar casi con la mirada. Entre testimonio y testimonio, me quedo con el de una médica de 40 años que ya ha decidido que se marcha a Irlanda. Allí confía en dedicar a cada paciente unos 15 minutos y no los entre 2 y 5 de Madrid. Ella habla de «hacer Medicina de verdad, de cuidar de verdad». 

Salvando las distancias, me gustaría saber si algún médico ha tomado la decisión de decir basta cuando le han dicho que ya no volvería a tal y tal pueblo de Burgos y que tendría que quedarse en el centro de salud de la cabecera comarcal. Médicos que también se entendían con la mirada con sus pacientes, pero que ahora se ven relegados a la telemedicina. Un despropósito mayúsculo teniendo en cuenta que la mayor parte de los vecinos de la provincia son muy mayores y que la cobertura sigue dejando mucho que desear. 

¿Quién mira por los habitantes de los pueblos burgaleses? ¿Cómo puede ser que el médico lleve casi tres años sin visitar el consultorio de algún municipio? Los profesionales de la sanidad tienen claro que no se debe perder el cuerpo a cuerpo. Saben mejor que nadie que el cariño también cura. Basta de carencias, no dejemos que desaparezca la medicina presencial.