scorecardresearch

Un favorito en apuros

ROBERTO MENA
-

El Huesca, rival esta noche del Burgos CF, comenzó como claro aspirante al ascenso pero nunca ha encontrado la regularidad necesaria

Guillermo dispara a puerta en el partido de la ida en El Plantío. - Foto: Jesús J. Matías

El Burgos CF visita El Alcoraz en uno de los momentos más delicados del conjunto oscense. El oponente del equipo blanquinegro llega a la cita después de sumar 1 punto en los 3 últimos partidos y con Xisco Muñoz en el disparadero y jugándose su puesto como entrenador del conjunto aragonés. El Huesca es un favorito en apuros, uno de los claros aspirantes al ascenso en el inicio de la campaña que en estos momentos tiene imposible cumplir las expectativas con las que comenzó la temporada.

Descendido de Primera División, se perfilaba como una de las referencias, uno de los equipos a tener en cuenta por presupuesto y plantilla, pero en ningún momento ha dado el nivel que se esperaba. Las dos primeras jornadas, que las saldó con dos victorias que le pusieron en lo más alto de la tabla, fueron un espejismo y posteriormente su trayectoria se ha convertido en una montaña rusa en la que no ha conseguido la regularidad necesaria para aspirar a las posiciones de privilegio.

Solo en esos dos primeros partido fue capaz de encadenar dos victorias, algo que posteriormente se le ha resistido durante toda la temporada. Los altibajos se han convertido en un pesado lastre para un conjunto que no acaba de arrancar.

Ocupa la decimoquinta posición, que es su peor clasificación en la actual Liga -ha estado 6 jornadas más en este puesto-. Alcanzar la zona del play off parece imposible para la escuadra oscense -está a 11 puntos del Girona-, por lo que el objetivo que persigue el equipo es el de evitar problemas en la parte final del campeonato. Por el momento su situación es cómoda, ya que le saca 8 puntos a la Real Sociedad B.

El club apostó por dar continuidad a la plantilla que descendió de la Liga Santander. Entendió que con el bloque que estuvo cerca de lograr la salvación podría ser uno de los gallitos en Segunda, pero el conjunto azulgrana no se ha adaptado a la categoría pese a que en su vestuario sobra calidad.

Al equipo le falta identidad y alma. En ningún momento ha encontrado un patrón de juego que repita cada jornada. En muchas ocasiones le falta empuje y agresividad, pese a contar con futbolistas con este perfil.

Ese vaivén que ha sufrido durante toda la temporada también se puede ver en sus partidos. Hay ocasiones que el equipo parece que desconecta después de tener minutos brillantes. Pese a todo, en el vestuario blanquinegro le tienen un gran respeto y es que saben que si es capaz de sacar su mejor versión puede convertirse en un equipo muy peligroso.

Jaime Seoane se ha convertido en su mejor artillero. El centrocampista es un hombre que se incorpora desde la segunda línea y que ya ha conseguido 10 dianas. Es uno hombre a vigilar dentro de un colectivo que como arma habitual busca la profundidad por banda para meter balones al área

No obstante, en estos momentos uno de sus problemas es el gol y es que hace 264 minutos que no ve portería y los dos últimos partidos se ha quedado sin marcar.

Suele jugar con defensa de 5, con 3 centrales y 2 carrileros con mucho recorrido. Desde enero Póveda es su referencia ofensiva, mientras que Escriche es su delantero con mejor puntería. Ha marcado 5 goles y es el segundo máximo artillero tras Seoane.

Timor, Pablo Martínez, Gerard Valentín y Póveda llegaron en enero para que el equipo diera un salto de calidad que no ha llegado.