scorecardresearch

Israel cierra sus fronteras durante dos semanas

Europa Press
-

El Gobierno quiere asegurarse que la variante ómicron no se extiende por el país, por eso ordena incluir en el listado rojo a 50 lugares del continente

Israel cierra sus fronteras durante dos semanas - Foto: RONEN ZVULUN / POOL

El Gobierno israelí ha anunciado el cierre de fronteras a los ciudadanos extranjeros durante dos semanas a partir de la noche del domingo en respuesta a la aparición de la nueva variante del coronavirus, conocida como ómicron.

Las autoridades israelíes han confirmado un caso de la nueva variante e investigan otros siete posibles casos, lo que ha motivado una reunión extraordinaria de casi tres horas del Consejo de Ministros celebrada este sábado para acordar nuevas restricciones.

Además, los organismos sanitarios del país están trabajando en la localización de otras 800 personas que podrían haber estado expuestas a la nueva variante.

Así, el viceministro de Defensa, Alon Schuster, ha confirmado que, ante los primeros informes, se teme que ómicron es más infeccioso que las cepas anteriores. "La variante que se descubrió es preocupante (...) Parece que podría ser más contagioso, por lo que estamos tomando medidas lo más rápido posible", ha explicado el viceministro.

La medida está aún pendiente de su aprobación formal, pero prevé que los ciudadanos israelíes procedentes de cualquier país, incluidos los vacunados, deberán cumplir tres días de aislamiento tras su entrada en Israel.

Los viajeros que lleguen a Israel serán sometidos a una prueba PCR en el aeropuerto y deberán hacerse otro test tres días después, y solo después del negativo podrán salir de aislamiento. Los israelíes no vacunados deberán cumplir siete días de aislamiento y realizarse pruebas al inicio y al final del periodo.

Los extranjeros que logren un permiso para entrar deberán cumplir cuarentena en hoteles controlados por el Estado.

Previamente, el Gobierno ha ordenado incluir en el listado rojo a 50 países del continente africano y que quienes salgan del país deberán declarar en la web del Ministerio de Sanidad que no viajan a estos países prohibidos. Hacerlo supone una multa de 5.000 shéquels (casi 1.400 euros).

Entre estas naciones destacan en primer lugar las más meridionales, como son Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Esuatini o Namibia, así como Sudáfrica --lugar en el que se ha detectado ómicron por primera vez--.

Esta lista de países de los que está prohibido viajar hacia Israel ha estado vacía durante cerca de seis semanas, ya que hasta ahora ninguna nación cumplía con las condiciones de riesgo marcadas por el Ministerio de Sanidad de Israel.

Los israelíes procedentes de países del listado rojo deberán permanecer en un hotel de coronavirus hasta que den negativo. Solo entonces podrán desplazarse a su domicilio para una nueva cuarentena de una semana.

El seguimiento de cualquier individuo que entre en el país será realizado por la agencia de inteligencia para el interior y los territorios palestinos, el Shin Bet.

Así, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha ordenado al Gobierno la compra de kits de pruebas PCR diseñados para detectar con más fiabilidad y facilidad la nueva variante del coronavirus, tal y como apunta 'The Times of Israel'.

Además, el Gobierno ha aprobado nuevas restricciones como la reducción de 100 a 50 del número de personas que pueden participar en un acto sin necesidad de presentar el pasaporte COVID que demuestre su vacunación.

 

"Precauciones y riesgos mínimos"

El primer ministro ha aseverado que Israel debe ser cauteloso pues la coyuntura sanitaria a nivel internacional está marcada por la "incertidumbre", lo que hace que la situación no sea "sencilla" ni "cómoda".

""La clave aquí es la precaución y los riesgos mínimos hasta que sepamos más. Queremos mantener el tremendo logro de Israel durante la ola de (la variante) delta", ha remarcado Bennett, quien ha apuntado a un "Israel abierto y funcional, con una economía funcional y un sistema educativo activo" como "la máxima prioridad".

Con el fin de lograr estos objetivos es por lo que el mandatario considera que se debe "mantener un estricto control" sobre las fronteras del país. "Cada día aprenderemos más y sabremos más", ha aseverado.

Finalmente, ha lanzado una invitación a los israelíes para que se vacunen y reciban dosis de refuerzo, incluso si ya han pasado la enfermedad, y ha pedido que los menores estén vacunados antes de la festividad de Hannukah, que comienza este mismo domingo.

"Especialmente ahora, antes de que estalle la variante, este es exactamente el momento de vacunarse. Esta es la oportunidad de proteger a su familia, a sus hijos y a usted mismo", ha zanjado.