scorecardresearch

No a una explotación minera que afectaría a Bugedo y Ameyugo

R.E.M.
-

El Gobierno de La Rioja ya ha emitido un informe desfavorable del proyecto, que prevé una producción de arena vendible de 300.000 toneladas al año, y las localidades burgalesas esperan el de la Junta de Castilla y León

Plan de ubicación de las instalaciones, en la frontera con La Rioja. - Foto: DB

La explotación minera María Ángeles propuesta entre La Rioja y Burgos se ve «inviable» desde los municipios de Bugedo y Ameyugo, al querer ubicarse en el espacio Red Natura 2000 de la Unión Europea, un terreno de gran valor medioambiental que complica que pueda llevarse a cabo una actividad que impactaría directamente sobre la fauna y la vegetación. El Gobierno de La Rioja ya ha emitido su informe desfavorable sobre este proyecto y en breve se publicará el de la Junta de Castilla y León, que se esperan vaya en una línea similar y se desaconseje su ejecución.

La empresa Minería, Geología y Medio Ambiente S.L., encargada del proyecto, se ha puesto directamente en contacto con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para solicitar la licencia y poder poner en marcha la mina a cielo abierto. Sin embargo, los pueblos burgaleses afectados se enteraron por la prensa de que esta explotación se pretendía llevar a cabo en sus territorios, cuando colectivos como Ecologistas en Ación o Amigos de la Tierra manifestaron su gran preocupación y rechazo ante esta propuesta que definen como una «amenaza» para el medio ambiente.

La incertidumbre ante la noticia llegó a los vecinos de Bugedo, a los que en principio «no hace nada de gracia» pero que no quieren adelantarse a los acontecimientos. Por ello, esperan al informe de la Junta tras la solicitud realizada por el Ministerio. Juan Manuel Ramos, alcalde del municipio, menciona además que cuentan con una protección especial gracias al águila perdicera, por lo que no auguran mucho futuro al proyecto. «Muchas cosas que hemos querido hacer en el pueblo, incluso a nivel medioambiental, nos han frenado desde Medio Ambiente y nos extraña que ahora puedan venir a picar todo el monte, no me creo que pueda tener viabilidad», manifiesta.

Las zonas susceptibles de ser puestas en explotación, mediante la extracción de arenas a cielo abierto, son El Hoyo (Foncea, en La Rioja), La Hoz o La Lagurnia (Bugedo y Foncea). En esta última la carretera corta la zona en dos áreas, pero la más interesante se sitúa al oeste de la misma al contar con afloramientos de arenas de Utrillas y ofitas del Keuper. La extensión alcanzaría las 27 cuadrículas mineras. El ritmo previsto de manera inicial se estima en una producción de arena vendible de 300.000 toneladas al año (143.000 de arena para vidrio y 61.000 de otra vendible), que se desea incrementar progresivamente hasta llegar a las 500.000.

Por otro lado, las instalaciones de tratamiento de las arenas se instalarán en Ameyugo, aunque desde el municipio tampoco han recibido detalles concretos de lo que se quiere hacer en la zona. «Han mandado una propuesta como que quieren hacerlo, pero si desde La Rioja dicen que no les dejan para qué vamos a menearnos nosotros», explica Sergio Garoña, alcalde. Insiste en que tampoco se ha llevado a cabo un estudio minucioso del proyecto por parte del Ayuntamiento y que en primer lugar se deben dar importantes pasos en la comunidad vecina, puesto que «primero tiene que venir la materia prima», por lo que «de momento» no tienen ninguna postura.

El Gobierno de La Rioja ya comunicó a los alcaldes de Foncea y Cellorigo, los dos municipios implicado de su territorio, su informe desfavorable sobre el proyecto planteado entre su espacio y la provincia de Burgos. La causa determinante para tomar tal decisión fue precisamente la incompatibilidad de la actividad que se propone con la ubicación en un terreno de importante valor medioambiental, dentro de la Red Natura. De hecho, en Foncea ya han surgido diferentes iniciativas como respuesta cívica frente a este proyecto tales como carreras de montañas o jornadas de plantaciones de árboles, conferencias y talleres ligados a la naturaleza.