scorecardresearch

Lo seguro era el acuerdo

Á.M / Burgos
-

El Ayuntamiento saca a licitación dos pólizas colectivas después de haber estado 20 años pagando a la misma correduría sin contrato • En uno de ellos se ahorrarán 232.000 euros

Dos décadas cobrando un servicio a una administración pública sin que medie contrato que bendiga esa relación y sin que se produzcan revisiones del precio como consecuencia de una competencia que no ha existido. Así ha estado una correduría de seguros, concretamente Gil y Carvajal, manteniendo las pólizas de seguro colectivo de accidentes y de seguro de vida del personal municipal, según explicó ayer el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda.

En la comisión informativa de Hacienda se dio cuenta de la salida a licitación por procedimiento abierto de la contratación de ambos seguros, algo que no ocurría desde el año 1994. El primero sale por una cuantía máxima de 60.000 euros, que son 3.000 más de lo que se venía pagando, pero en el segundo caso la diferencia es muy relevante. La oferta municipal es ahora de 300.000 euros, mientras que el último pago a la correduría ascendió, según las cifras aportadas por el propio De Foronda, a 532.000 euros. Eso supone una reducción de salida del 43%.

Este hecho no pasó desapercibido para la oposición. La concejala socialista Carmen Hernando recordó que durante esos 20 años (cuatro legislaturas del PP y una del PSOE con IU) se ha negado al resto de empresas del sector la posibilidad de contratar con la administración, además de haber estado incurriendo en una práctica que «incumple la Ley de Contratos del Sector Público». Por ese motivo, criticó «cómo se han estado haciendo las cosas hasta ahora» aunque celebró «el cambio de rumbo».

Ayer también se acordó adjudicar un nuevo concurso para el suministro de papel de oficina al Ayuntamiento. Será la empresa Sistemas de Oficinas Burgos la que abastezca a la administración local a cambio de 56.000 euros anuales, lo que constituye un 15% menos de lo que se pagaba con el contrato anterior.

Cambio de adjudicación

También ayer quedó ratificado el cambio de una adjudicación municipal, un hecho poco frecuente, como consecuencia de la reclamación presentada en su momento por una de las empresas que acudió a la llamada del Ayuntamiento. Se trata del contrato para efectuar el traslado diario de los empleados de los almacenes de Villalonquéjar. Fue otorgado a Dávila tras darle la máxima puntuación a una mejora para traer y llevar gratis a los burgaleses ausentes desde el aeropuerto de Barajas. Se revisó la puntuación y se contratará con Autocares Cuesta.