scorecardresearch

El resurgir del comercial

L.M.
-

La figura del intermediario entre los establecimientos y los clientes está tomando mucha relevancia en los últimos meses tras decaer casi a cero su actividad durante 2020 y 2021

El resurgir del comercial - Foto: Alberto Rodrigo

La figura del comercial, ese trabajador que va puerta a puerta vendiendo un determinado producto, detuvo en seco su actividad con la llegada de la pandemia.

Primero por una cuestión meramente física, ya que las estrictas restricciones para circular impidieron que desarrollaran su profesión. Segundo porque muchas familias prefirieron ahorrar antes de embarcarse en gastos que consideraban 'superfluos'. Dos años y medio después el panorama es muy distinto, y aunque muchos barruntan un nuevo frenazo a la economía, cada vez son más los comerciales que salen a la calle en Burgos. Desde la Ventanilla Única Empresarial de la Cámara de Comercio aseguran que están registrando un notable interés por este desempeño. «Es un claro síntoma de que hay más movimiento y relaciones de compraventa», asegura una de sus responsables, María Isla.

Problemas como la inflación, la falta de suministros o los precios de las energías jugarán un papel fundamental de cara a los próximos meses. De momento el número de consultas, peticiones de información y trámites que están llevando a cabo desde la Cámara de Comercio son altos en comparación con los dos años anteriores.

«El verano no ha sido nada malo, pero nadie sabe lo que va a ocurrir», indica. Este septiembre se pondrán en marcha diversos proyectos empresariales que se han estado gestando durante semanas, lo que es ya un buen indicativo. El rendimiento de lo que queda de año y el arranque del que viene se dejará entrever a corto plazo. «Septiembre puede ser malo y que la gente se replantee detener una inversión», indica. Además, la entrada en vigor de la reforma de los trabajadores autónomos el 1 de enero de 2023 será otro punto de inflexión muy a tener en cuenta a la hora de poner en marcha un negocio.