Periodo de reflexión

J.C. MORENO
-

Los máximos accionistas del Burgos CF se tomarán unos días para decidir si siguen una temporada más en el club y afrontan un nuevo proyecto o negocian la venta de sus acciones

Periodo de reflexión - Foto: Alberto Rodrigo

La victoria ante el Celta B aseguró la permanencia en Segunda División B y ahora el Burgos Club de Fútbol entra en una nueva etapa, en la que solo existen dos opciones. Por un lago está la posibilidad de que los máximos accionistas vendan sus participaciones y se queden desligados del club. Y por otro, que sigan al frente de la entidad y afronten un nuevo proyecto. Esta última posibilidad está ganando peso y de hecho el presidente, Jesús Martínez, ya está trabajando en la próxima temporada.
Desde el pasado mes de noviembre se viene hablando de la venta del Burgos. Sus máximos accionistas negociaron con varios grupos inversores, algunos de ellos del extranjero. Incluso salió a la luz un preacuerdo con un grupo mexicano con el que las conversaciones estaban muy avanzadas, a falta solo de cerrar algunos flecos.
Sin embargo esa noticia, la aparición en escena de Félix Sancho como posible comprador del club y la reacción de los miembros del consejo provocó un terremoto en la masa social y sus dirigentes decidieron paralizarlo todo hasta que acabase la Liga.
Ahora, con la permanencia ya asegurada, los máximos accionistas tienen que tomar una decisión y hacerlo pronto, en una plazo de dos o tres semanas. La situación ha cambiado y se plantean un nuevo escenario, que hace dos meses parecía imposible.
Alguno de los accionistas mayoritarios se está planteando intentar convencer a sus compañeros de junta y afrontar un nuevo proyecto para la temporada 2019-2020. Con la ampliación de capital ya resuelta, y el club estabilizado económicamente, el objetivo sería llevar a cabo un nuevo planteamiento.
A nivel económico, el plan sería confeccionar un presupuesto más realista y acorde con los ingresos que genera el club. Y a nivel deportivo, apostar por la continuidad de Fernando Estévez como máximo responsable técnico para formar una nueva plantilla.

 

7 jugadores tienen contrato

 

Una vez certificada la salvación y a falta de un partido, el domingo en Fuenlabrada, el Burgos CF tiene que mirar hacia adelante y pensar en la próxima campaña. Independientemente de lo que pase en las próximas semanas, de quién sea el propietario del club o del proyecto que se forme hay siete jugadores que ya tienen contrato para la próxima campaña.
Se trata del capitán, Andrés González, y Julio Rico, Eneko Undabarrena, Luis Acosta, Borja Sánchez, Fer Ruiz y el juvenil Soto.
Andrés González renovó cuando estaba lesionado y seguirá un año más vistiendo la camiseta del Burgos CF.  Ha sido un futbolista determinante desde que regresó en el mes de enero y Fernando Estévez llegó a decir que era el mejor fichaje posible en el mercado de invierno.
Por su parte, Luis Acosta firmó un contrato de dos temporada cuando fichó por el Burgos, aunque en el mercado de invierno se fue cedido al Guijuelo. Su futuro en gran medida dependerá del nuevo entrenador.
Tanto Julio Rico como Eneko Undabarrena han renovados su vinculación con el Burgos durante la temporada, aunque el Burgos CF no ha comunicado oficialmente su continuidad.
En el caso de Julio Rico, sufrió una grave lesión que le mantendrá apartado de los terrenos de juego varios meses y no podrá comenzar la próxima temporada.
Borja Sánchez y Fer Ruiz llegaron en el mercado de invierno de la mano de Fernando Estévez y los dos firmaron por lo que resta de temporada y una más siempre y cuando se lograse la permanencia.
Por último está el caso de Soto. El juvenil ha realizado una gran temporada con el equipo que ha logrado el ascenso a División de Honor y hace semanas el club acordó con el jugador su continuidad en la entidad.
A partir de aquí, cualquier otra conversación para la continuidad de algún jugador más tendrá que esperar hasta que se concrete el nuevo proyecto del Burgos CF y se decida el nombre del entrenador.