scorecardresearch

Otro inversor reserva el suelo de Magna en Villalonquéjar IV

L.M.
-

La compañía, que iba a hacer de intermediaria para allanar la llegada de un operador logístico, desistió de las parcelas. El actual propietario tiene hasta julio para formalizar la compra

Magna adquirió sus cuatro parcelas a finales del pasado 2020 y recientemente ha desistido del proyecto. - Foto: Valdivielso

Estaba llamado a ser uno de los proyectos capitales de Villalonquéjar IV: una inversión de 19,5 millones de euros en instalaciones, la contratación de entre 200 y 250 personas y un plazo de ejecución de 18 a 24 meses, todo ello en cuatro parcelas de casi 60.000 metros cuadrados que fueron adjudicadas por 3,2 millones. Sin embargo, finalmente Magna Industrial ha desistido del proyecto que estaba preparando para una empresa logística burgalesa. Así lo confirman fuentes del consorcio de Villalonquéjar IV a este periódico, que sin embargo aseguran que este suelo ha vuelto a ser reservado por un nuevo inversor.

Este tendrá de plazo hasta el próximo 28 de julio para hacer efectiva la compra y desarrollar posteriormente un proyecto para un tercero del que, por el momento, se desconoce la identidad. Esta forma de actuar es habitual: compañías como Magna Industrial se ocupan de todo el proceso para hacer luego una entrega llave en mano a su cliente. Sea como fuere, y a falta de conocer los pormenores de esta nueva aventura empresarial, Villalonquéjar parece seguir siendo un foco de atracción para proyectos logísticos.

El último en darse a conocer lo protagoniza Campofrío: la multinacional invertirá 25 millones de euros en siete parcelas -42.680 metros cuadrados en conjunto- donde levanta unas nuevas instalaciones de distribución. Al margen de ganar capacidad de acopio de productos y materias primas, la iniciativa de construir este nuevo almacén responde, sobre todo, a un objetivo, el de mejorar en eficiencia logística y operatividad, creando una red que aproveche las sinergias de Campofrío Elaborados (la planta de calle la Bureba) y Campofrío Frescos (planta de Villalonquéjar), con la ventaja de que las nuevas instalaciones se hallan justo al lado de esta última fábrica. La puesta en marcha de este proyecto conllevará que la plantilla actual del almacén de Villafría, que consta de unos 70 trabajadores, crecerá de forma paulatina hasta más del centenar en el medio plazo.

Todo tipo de productos. Pero no solo la agroalimentación se ha fijado en Villalonquéjar. La cadena de distribución de electrodomésticos valenciana Grupo Eldisser escogió Burgos para levantar una plataforma logística que de servicio al norte de España. Lo hizo a finales de noviembre y prevén invertir 6 millones de euros. En un primer momento la mercantil creará una veintena de puestos de trabajo, aunque cuando opere al cien por cien podría llegar a los cincuenta.