scorecardresearch

Los aparcamientos reservados a padres se repetirán hasta junio

I.E.-C.M.
-

Fuentecillas y el Jueces de Castilla valoraron de forma positiva la iniciativa 'kiss&go' para pacificar la entrada y salida de los colegios. Movilidad estudia la posibilidad de implantar el sistema en otro centro educativo

Zona reservada para padres en el colegio Jueces de Castilla para pacificar la entrada y salida de los niños. - Foto: Alberto Rodrigo

Una iniciativa novedosa que el año pasado contribuyó a pacificar la entrada y salida de dos colegios fue la de 'kiss&go' (besa y vete). Se desarrolló desde mediados de mayo en el Jueces de Castilla y en Fuentecillas, dos centros que repetirán este curso, según informó el concejal de Movilidad, Leví Moreno. Y además se llevará a cabo desde este mismo viernes y hasta el mes de junio. El departamento estudia también la viabilidad de implantar este sistema en un tercer colegio, pero el Ayuntamiento de la capital no informará del nombre hasta que no dicte un veredicto.

Laura Ramos, directora de Jueces de Castilla, considera que es una buena medida y sirve para ordenar las entradas. «Las encuestas que se realizaron a las familias fueron favorables a la iniciativa», añade. Y Esther Alonso, su homónima en Fuentecillas, recuerda que las señales ya están pintadas, de modo que antes de que el Ayuntamiento le notificara que seguiría con la iniciativa dio por hecho que continuaría. 

En el Jueces hay 9 plazas en batería mientras que en el segundo se han reservado seis en línea para que los padres aparquen el coche cuando vayan a dejar a sus hijos, entre 8,45 horas y 9,05. Los progenitores pueden parar en la zona señalizada para que sus hijos o hijas se bajen del coche y vayan andando hasta la puerta del colegio guiados por monitores. Inmediatamente, abandonarán el lugar para que otra familia pueda usar la plaza con el mismo cometido.

La iniciativa parte del área de Movilidad con el objetivo de evitar la doble fila a las entradas y salidas de los colegios, prevenir accidentes o reducir la contaminación acústica por los pitidos entre conductores. Lleva años implantada en otras ciudades españolas y europeas con buena acogida aunque en Burgos sí recibió críticas tanto por parte de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres y Burgos con Bici. La AMPA del Jueces de Castilla reconoció el curso pasado que hay disparidad de opiniones entre sus asociados pero prefirieron que se pusiera en marcha para ver los resultados y luego poder hacer una valoración. 

Buenas opiniones. Según la encuesta realizada por el Samyt al final del curso pasado, el 92% de las familias del colegio Jueces de Castilla y el 72% de las de Fuentecillas querían que la iniciativa continuara en el año 2022-2023 tras la satisfactoria prueba realizada entre mayo y junio. En la misma participaron 138 familias, 78 del Jueces y 60 de Fuentecillas, que consideraron la medida útil. «La continuidad deberán decidirla estos centros educativos, pero desde el Ayuntamiento estamos dispuestos a ampliarla a otros, estudiando cada caso», señaló Leví Moreno en el mes de julio. Y, efectivamente, se va a llevar a cabo. Hay que decir, que cuando mejor funcionó fue en aquellos días en que la Policía Local estuvo presente en la entrada de los colegios.