scorecardresearch

Un San Lucas de transición mueve 381 caballos

A.C. / Soncillo
-

En la feria de Soncillo destacan los elevados precios que adquirieron los potros lechales y los quincenos, ante la escasa oferta de equinos

La mayoría de los caballos llegaron a Soncillo de Merindades y Cantabria. - Foto: DB

La de San Lucas fue ayer una feria «de transición», a juicio del alcalde en funciones del Valle de Valdebezana, Juan Carlos Díaz, puesto que sus cifras estuvieron alejadas de años anteriores, aunque hubo «un ambiente muy bueno». Frente a los datos de 2018 y 2019, las dos últimas ferias celebradas antes del parón de la pandemia, en las que se vendieron del orden de 650 caballos, entre la tarde del domingo y la mañana de ayer salieron vendidos de Soncillo unos 360 equinos, el 95% de los 381 que se registraron.   

Muchos factores pudieron influir en la escasa afluencia de animales. El alcalde lo achaca, en gran medida, a que la víspera se celebró en la cercana localidad cántabra de Requejo otra feria ganadera, en la que hubo un total de 2.600 cabezas de ganado, muchas de vacuno. Pero también a los cambios de hábitos y el incremento cada vez mayor de la tendencia a realizar las transacciones de compra-venta en las propias explotaciones ganaderas, facilitadas además por la comodidad de las gestiones online

Sin duda, trasladar a los animales a la feria, desinfectar los vehículos y pasar allí varias horas supone un sobreesfuerzo que muchos prefirieron evitar. En su mayoría, a la feria acudieron pequeñas partidas de animales más difíciles de vender en las granjas. Por contra, desde Ganadería destacaron la revalorización del ganado y los buenos precios con que salieron los animales hacia distintos puntos de Castilla y León, Cantabria, Navarra y Zaragoza, al alcanzar los potros lechales los 500-600 euros y los quincenos -quince meses-, entre 1.500 y 1.600 euros frente a los 1.200 de media que tuvieron en San Lucas en 2019.