scorecardresearch

100.000 m2 para una ciudad deportiva

J.C. MORENO
-

El Burgos CF tiene previstas dos parcelas en Villalonquéjar por si fracasan las negociaciones con el Burgos Promesas. Una pertenece al Ayuntamiento, la otra, al Consorcio

Imagen de la zona que tienen en mente los dirigentes del Burgos CF si finalmente deciden construir su propia ciudad deportiva. - Foto: Christian Castrillo

El Burgos Club de Fútbol negocia durante este mes de marzo con el Burgos Promesas la fusión de ambos clubes y si se llega a un acuerdo el club de El Plantío pasaría a disponer de las instalaciones del Promesas en Castañares. Pero si estas conversaciones fracasan, la entidad blanquinegra tiene elegidas dos parcelas donde comenzaría a construir su propia ciudad deportiva de forma inmediata. 

La zona elegida es Villalonquéjar IV, con dos parcelas y una superficie total de 100.000 metros cuadrados. Dichos terrenos están situadas entre las calles Valle de Losa, Valle de Manzanedo y Condado de Treviño. Cada una de estas dos zonas rondaría los 50.000 metros cuadrados. Una de ellas pertenece al Ayuntamiento de Burgos, con el que se negocia una concesión de larga duración, que podría ir entre 30 y 40 años. De hecho ya se han producido reuniones entre miembros del consistorio y representantes del Burgos CF para evaluar esta operación.

La segunda parcela pertenece al Consorcio de Villalonquéjar, que se encarga de la venta de estos terrenos y el Burgos CF compraría esta parte. También está negociado y mirado y solo faltaría la firma final para cerrar el acuerdo.

Todas estas gestiones se llevan realizando semanas, de forma paralela a las conversaciones que el Burgos Club de Fútbol mantiene con el Burgos Promesas. El club de El Plantío quiere dar un paso más en el acuerdo que existe de filialidad y apuesta claramente por la fusión entre ambas entidades, con lo que se haría con el control del Promesas y, por supuesto, de su ciudad deportiva.

El mes de marzo es clave para solucionar este convenio ya que en el Burgos no quieren esperar más y desean solucionar el tema de sus instalaciones. Si se quedan sin la ciudad deportiva de Castañares necesitan sus propios campos y por ese motivo han mirado varias zonas donde podrían comenzar a construir su ciudad deportiva.

Hay que recordar que el Burgos CF, a través de la Liga de Fútbol Profesional, recibe una importante inyección económica del fondo CVC. Y de esta cantidad, el 75% debe ir destinado a infraestructuras. El primer pago sirvió, por ejemplo, para pagar el cambio del césped y las mejoras en las instalaciones de El Plantío. Pero para recibir el segundo pago el Burgos CF debe presentar proyectos en la liga donde se demuestra dónde irían destinadas estas inversiones.

Con esta inyección económica podría iniciar la construcción de su propia ciudad deportiva. Y lo haría de forma paulatina, con una primera fase en la que se construiría un primer campo así como las instalaciones más necesarias, como unos vestuarios, destinados al trabajo de la primera plantilla. En fases posteriores estas obras incluirían nuevos campos de entrenamiento así como el resto de infraestructuras.