Habilitan la venta de permisos de setas en Mena con retraso

A.C.
-

El edil de Medio Ambiente, que valoró salirse de Micocyl, lamenta la pérdida del puente «por trámites administrativos con Cesefor y la Junta», mientras el coto Merindades Norte ronda ya los 2.000 expedidos

Panorámica del Valle de Mena con un rodal de hongos de esta temporada en primer plano. - Foto: DB

La generosa temporada de setas que en Merindades arrancó con fuerza en el pasado puente del Pilar, aunque también dio alguna alegría días antes, comenzó oficialmente este viernes en el coto del Valle de Mena con, al menos, 10 días de retraso. El motivo es que hasta este jueves por la tarde no estaba habilitada la venta de permisos en la página web del programa Castilla y León Micología (micocyl.es), lo que impedía a los aficionados poder acudir a los montes acotados de forma legal. Mientras tanto, en el vecino Engaña Merindades-Norte, con más de 20.000 hectáreas, los pases expedidos ya rozan los 2.000, según los datos obtenidos por DB entre los puntos de venta.
El concejal de Medio Ambiente, David Sáinz-Aja, admite que debido a este retraso y a los de años pasados, el Ayuntamiento menés «ha estado a punto de desvincular al municipio de Cesefor, la entidad gestora del programa Micocyl». De hecho, los responsables de esta entidad se habían comprometido a tener solucionado el problema el pasado día 9. Finalmente el Valle de Mena continuará en Micocyl, tras solucionarse este jueves «los trámites administrativos con Cesefor y la Junta de Castilla y León» que mantenían bloqueada la venta de permisos tanto de temporada como diarios o de dos días.
Sáinz-Aja reconoce que en fechas recientes el Consistorio menés liquidó a Cesefor lo recaudado en las últimas temporadas, pero le consta como otras zonas micológicas de la provincia en circunstancias similares ya estaban vendiendo permisos hace más de una semana. El pasado año, las 5.662 hectáreas de montes propiedad del Ayuntamiento menés y 17 pedanías, sumaron una recaudación de 4.760 euros, parte de la cual se queda Cesefor por gastos de gestión, mientras que un 15% va al fondo de mejoras de montes de Medio Ambiente. Los permisos vendidos en 2019 rozaron los 600.
parque micológico. Como contrapartida a la sucedido, tanto desde Cesefor como desde el Ayuntamiento menés destacan que el municipio cuenta con una mayoría de montes fuera del coto regulado, lo que ha permitido salir al campo a los aficionados. No obstante, desde la Concejalía de Medio Ambiente y Cesefor van a volver a instar una vez más a las pedanías que aún están fuera del coto a sumarse a la zona regulada. La próxima semana se les enviará carta invitándoles a formar parte del proyecto de convertir el Valle de Mena en el primer Parque Micológico de la provincia, pero para ello es preciso alcanzar las 10.000 hectáreas. Mientras tanto, la entrada al municipio por el puerto de El Cabrío ha estrenado este otoño un gran panel informativo instalado por la Junta que denomina al municipio como zona Micoturística. En él se recolectan boletus, níscalos, setas de cardo o galampernas, entre otras especies.
Además, la próxima semana, las zonas acotadas del Valle de Mena van a participar en el proyecto de innovación del grupo MIKOGEST, lo que conllevará la realización de un inventario de especies en cuatro zonas limitadas de 200 m2 de pastizal y encinar silicio para estudiar la potencialidad de los recursos micológicos del coto. El proyecto, cofinanciado con fondos europeos, pretende gestionar la regula- ción del recurso micológico a través de herramientas basadas en las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).