scorecardresearch

«La gente necesita líderes dispuestos a asumir riesgos»

GUILLERMO ARCE
-

En la entrevista, publicada el 20 de octubre de 2013, José Antolín Toledano, resaltaba que «el liderazgo lo debemos asumir las empresas y debemos reinventarnos constantemente para poder crear riqueza y empleo»

José Antolín Toledano. - Foto: Valdivielso

*Esta entrevista fue publicada por Diario de Burgos el 20 de octubre de 2013, con motivo de la concesión a José Antolín Toledano del doctorado Honoris Causa de la Universidad de Burgos. 

José Antolín Toledano se convertirá este viernes en el primer empresario que recibe el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Burgos, una distinción propuesta desde las aulas de la Escuela Politécnica Superior, y que ha sido respaldada unánimemente por profesores, alumnos y trabajadores de la UBU y, por extensión, por el conjunto de la sociedad burgalesa. A sus 77 años, este empresario modélico, hecho a sí mismo, que reconoce sentirse más a gusto en los talleres que en los despachos, sigue en plena actividad y lleno de ilusiones al frente de su empresa mundial, con un centenar de fábricas repartidas por 25 países y, sobre todo, con sus 14.300 trabajadores, a los que decida este título universitario.

¿Cómo recibe usted el máximo reconocimiento de la comunidad universitaria de Burgos?

Lo recibo con gran orgullo e ilusión. Me puse a trabajar a una edad muy temprana y, aunque no he pasado por la Universidad -es mi asignatura pendiente-, no he dejado de aprender todos los días y de buscar cómo mejorar nuestros productos y procesos. Para mí, la automoción es una carrera de fondo donde continuamente debes investigar nuevas herramientas, nuevas tecnologías..., no da tregua. Esta industria es como la escuela de la vida, donde nunca se acaba de aprender.

¿Dónde nacen los vínculos entre Grupo Antolín y la UBU?

Desde los inicios, la colaboración con la Universidad ha sido clave en nuestra tarea investigadora, además llevamos más de 20 años suscribiendo convenios marco de prácticas con la Universidad de Burgos, ofreciendo a los alumnos la oportunidad de tener su primera exper iencia con el mundo empresarial, algo que va a marcar sin duda su futuro profesional. Somos también patronos de la Fundación General de la UBU y a través de este órgano ofertamos programas especiales de becas de postgrado y colaboramos en diversos proyectos.

¿Cuál es la relación actual del Grupo con la UBU? ¿En qué ámbitos están trabajando conjuntamente? ¿Tienen algún proyecto de nueva creación?

La última iniciativa en la que participamos es el programa universitario Cantera, que es una nueva propuesta de la UBU para compaginar formación académica con la realización de prácticas en las empresas. En los próximos meses acogeremos algunos universitar ios bajo esta nueva modalidad. Asimismo, algunos de nuestros profesionales son profesores asociados en la UBU, tanto en los programas de grado, como en las ingenierías y en los masters, lo que les obliga a estar al día en diversas disciplinas y a una transferencia constante de conocimiento entre ambas partes.

¿Qué perfil busca Grupo Antolín entre los alumnos y titulados?

El perfil es muy claro: jóvenes entusiastas con iniciativa y una actitud positiva ante el trabajo y la vida. Nuestra política y estrategia determina como valores: la creatividad, el liderazgo y la orientación al cliente, y estos son los valores que buscamos entre los candidatos. Por supuesto, el conocimiento de idiomas es algo imprescindible dada nuestra presencia mundial, algo que a los españoles todavía nos cuesta. Por otra parte, valoramos mucho la capacidad de las personas para asumir r iesgos y aceptarlos. En definitiva, tan importante es la actitud como los conocimientos. Por otra par te, no podemos obviar que al ser un grupo industrial muchos de los puestos que ofertamos van dirigidos a ingenieros industriales, pero no es nuestra única opción. Yo soy defensor a ultranza de los equipos multidisciplinares. La calidad de las soluciones siempre será más enriquecedora y valiosa contando con personas de diferentes titulaciones, gremios y orígenes.

¿En qué medida la colaboración con la UBU ha contribuido a la expansión y modernización de su compañía?

Somos una empresa con un portfolio muy amplio de tecnologías y necesitamos de la ayuda de la Universidad y los centros técnicos para poder desarrollarlas. Tenemos abiertas varias líneas de investigación con la UBU, principalmente con la Politécnica, y en concreto en el área de materiales. La Universidad ha participado con nosotros en diversos programas Cenit del CDTI. Un ejemplo fue el último programa Cenit liderado por nuestro Grupo, el programa Magno y en el que participaron varios equipos de investigación de la UBU con el propósito de optimizar los procesos de transformación del magnesio. 

 ¿España recuperará y mejorará su peso en el sector mundial de fabricantes de automóviles?

Durante la crisis, España ha perdido un tercio de su producción automovilística, desde los 2,88 millones de unidades que se produjeron en 2007. A pesar de esto, la fabricación de componentes en nuestro país ha registrado cierta mejoría en los últimos dos años. La industria auxiliar del automóvil se ha convertido en el tercer sector exportador en España, por detrás de la fabricación de automóviles e industriales y del área química. Otro indicador clave es la recuperación del empleo en este sector auxiliar que ha registrado al cierre de 2012 una plantilla 185.000 trabajadores, pero lejos aún de las cifras alcanzadas en el año 2007.

¿Cabe la localización de nuevas empresas de automoción en nuestro país para atender a esta producción creciente?

Veo complicado que vengan nuevos fabricantes de vehículos a instalarse en nuestro país pues en la actualidad poseen un número importante de plantas en España, 13 en total, y algunas de ellas no están operando a plena capacidad. Pero lo que sí que es factible es que vengan proveedores de componentes y bienes de equipo con origen en países de bajo coste, instalen sus factorías aquí y presionen para bajar costes y salarios, es una realidad.

¿Qué cosas se han hecho a su entender bien en este sector para que haya superado una grave crisis y esté siendo ahora uno de los motores de España?

En nuestro caso, el de los proveedores de automoción, la importancia de la capacidad exportadora y de la internacionalización es una de las claves de nuestra supervivencia. Por otra parte, el consenso que parece se está logrando entre sindicatos y fabricantes de automóviles está siendo clave para asegurar la permanencia de los fabricantes en nuestro país, asegurando así sus inversiones a medio plazo. Esto pone de manifiesto la importancia del diálogo social en momentos de incertidumbre económica como vía para mejorar los niveles de competitividad. La industria del sector auxiliar no es ajena a ello, y los esfuerzos de los constructores se traducen en exigencias incluso superiores a sus propios proveedores. Por todo ello, no podemos bajar la guardia.

¿Considera que nuestro país está dando los pasos adecuados para superar la gravísima crisis que padece?

En realidad creo que todo es cuestión de falta de liderazgo. «La industria de la automoción es como la escuela de la vida, donde nunca se acaba de aprender» «Nuestro deseo es que todas nuestras plantas, tanto en Burgos como a nivel nacional, sigan operando, incluso con ratios de utilización de capacidad mayores a los actuales» Echo en falta líderes políticos que prediquen con el ejemplo. Se ha perdido la credibilidad. Como dijo Benjamin Franklin: `Bien hecho es mejor que bien dicho'. La gente necesita líderes que estén dispuestos a asumir los mismos riesgos y los mismos sacrificios que piden a su gente. Por eso, el liderazgo lo debemos asumir las empresas y debemos reinventarnos constantemente para poder crear riqueza y empleo.

¿Echa en falta más ajustes en la reforma laboral o el tratamiento fiscal a las empresas? ¿Qué le pide al Gobierno en este sentido?

En cuanto a nuestro sector, sigue siendo necesario profundizar en modelos flexibles de relaciones laborales que permitan una mejor adaptación de las fábricas a la demanda. Los altos costes de la energía, así como ciertas deficiencias logísticas de un país periférico como es España, penalizan nuestra competitividad.

¿A quién o quiénes dedica el doctorado Honoris Causa?

Sin lugar a dudas a todos los que for mamos esta gran familia que es el Grupo. A mis colaboradores les digo: el día 25 de octubre, ¡nos doctoramos todos! Lo digo de corazón. Los premios me hacen ilusión en tanto en cuanto motivan a mi gente.

¿Qué carrera universitaria le hubiese gustado cursar si la vida empresarial se lo hubiese permitido?

Posiblemente Ingeniería Industrial con especialidad en Mecánica, que es en lo que en realidad he trabajado toda mi vida, aunque de joven también me sentí atraído por la espeleología, era una afición que compartía con los amigos. En los años 50 practicar la espeleología era toda una aventura. Hoy, el Museo de La Evolución Humana es un claro exponente de los descubrimientos de aquella época.

El reconocimiento de la UBU, la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo, Medalla de Oro de la Ciudad. Vive usted una etapa de reconocimientos por toda una vida dedicada a crear trabajo y prosperidad ¿Se plantea la jubilación?

Es inevitable ir dejando paso poco a poco a las nuevas generaciones para que aporten savia nueva. Llevo toda una vida trabajando, pero como lo mío es vocacional siempre voy a estar aquí de una forma u otra. Grupo Antolín es una empresa sólida que cuenta con un equipo de profesionales en los que confío. Sin lugar a dudas, está en buenas manos. 

¿Cómo es su relación con los 14.300 trabajadores que tiene en plantilla? ¿Qué les pide? ¿Les escucha? ¿Le preocupan sus problemas, sus ilusiones, sus ideaas de mejora?

¿Qué les pido? Sobre todo pasión por lo que hacen. Hay una gran diferencia entre hablar con un colaborador apasionado, que siente y vive el producto, que tiene una opinión propia y que quiere aportar soluciones nuevas, y el empleado que busca cubrir expediente. Pregunto todos los días a mi gente pues siempre aprendo de ellos, nunca dejan de sorprenderme. La confianza se genera escuchando más que hablando. Como dice el reflanero: Escucha ciento veces, pondera mil veces, habla una vez. Para poder conocer sus inquietudes, inicié hace años una serie de desayunos de trabajo con cada área. A través de ellos, mi intención era conocer qué preocupaba en nuestra organización y cómo podíamos mejorar. 

¿Cómo es el día a día laboral de José Antolín? ¿Le gusta viajar, entrar en nuevos países, trabajar con otras culturas? ¿Le gusta tocar y descubrir las nuevas máquinas como hacía en su taller de la calle Salas?

Hoy en día mi jornada laboral es mucho más tranquila que antaño. Cada vez viajo menos por el extranjero, eso se lo dejo a los más jóvenes, si bien es cierto que he recorrido medio mundo visitando a nuestros clientes y nuestras fábricas. Sigo disfrutando con las nuevas tecnologías, pero soy de los que necesita palpar, tocar, por eso, en cuanto tengo oportunidad, salgo de mi despacho y bajo a los talleres a ver el estado de las validaciones y cómo marchan las cosas, allí es donde verdaderamente se palpa el pulso de nuestra organización.

¿Cómo ve Burgos, su ciudad? ¿Qué le gusta? ¿Qué debe cambiar?

Burgos ha cambiado mucho, a mejor por supuesto. Creo que se está haciendo un gran esfuerzo por parte de las instituciones para colocarnos en el mapa a nivel internacional: el Ayuntamiento, la Diputación, la FAE, la Cámara de Comercio, la Universidad...son muchos y no que quiero dejar a nadie. Y las pymes y los emprendedores, que gracias a Dios siguen surgiendo en nuestra tierra, están ahí demostrando al mundo que en Burgos se saben hacer bien las cosas. ¿Y qué más puedo decir? Un lugar es la gente que lo habita, así que para mí, Burgos es mi familia. 

*Esta entrevista fue publicada en el Diario de Burgos del 20 de octubre de 2013.