scorecardresearch

La hostelería intentará salvar dos eventos gastronómicos

B.G.R.
-

Denuncia que la firma del acuerdo estaba prevista para el primer trimestre del año. Tratará de organizar el Festival del Desayuno y la Ruta del Vermú

Domingo de vermú en las calles del centro de Burgos. - Foto: Christian Castrillo

La Federación de Empresarios de Hostelería sigue pendiente de la llamada de la Gerencia Municipal de Cultura y Turismo para firmar el convenio con el Ayuntamiento, que inicialmente iba a firmarse en el primer trimestre del año por importe de 100.000 euros. Ya en julio dio la voz de alarma por el retraso del acuerdo, que ponía en peligro la celebración del programa de actividades que tenía previsto para este año, mientras que dadas las fechas actuales se resigna a sacar adelante solo dos acciones y a renunciar a parte de esa cuantía por la falta de tiempo para justificar eventos antes del 31 de diciembre.

El presidente de la patronal, Fernando de la Varga, recuerda que se ha repetido la misma situación que el año pasado, cuando se rubricó en el mes de noviembre, advirtiéndose en ese momento de la necesidad de que no ocurriera lo mismo este ejercicio. Esto ha supuesto, según expone, que la entidad se haya visto obligada a suspender los actos previstos hasta la fecha, entre los que se encuentra el considerado como 'estrella', que era la recreación del festival de música Woodstock de Nueva York, que estaba previsto para julio y después para octubre.

Dada la situación actual, De Varga confía en poder salvar el Festival del Desayuno y la Ruta del Vermú, dos eventos que ya se desarrollaron el año pasado y que contaron con una «gran respuesta» por parte de los ciudadanos, siempre y cuando -precisa- se llegue a firmar dicho convenio. En este punto, explica que el Ayuntamiento debe liquidar primero el del pasado ejercicio, «cuyos gastos se encuentran perfectamente justificados», para poder sacar adelante el actual. «Se trata de una cuestión burocrática que responde a fallos multiorgánicos en la Administración», sostiene, sin que por ello deje de reconocer que la Federación «haya podido equivocarse» en alguna cuestión.

De la Varga considera que lo que está ocurriendo lleva a la patronal a plantearse otro tipo de «alternativas» de financiación que «no nos hagan depender tanto de las instituciones» a la hora de poder llevar a cabo actividades con las que se pretende incentivar al sector y dinamizar la ciudad, teniendo en cuenta que «julio y agosto han estado exentos de cualquier promoción turística».

Critica la labor municipal al respecto, que «hubiera permitido dar vida a la capital para poder retener a los burgaleses y ser atractiva para los ciudadanos de otras provincias» al margen de la riqueza patrimonial y cultural. Aboga en este punto por «desarrollar un proyecto» para que el próximo año no se repita lo ocurrido este verano. «Otros destinos han organizado distintos eventos como incentivo extraordinario para llamar la atención de la gente», concluye.