scorecardresearch

«Se han hecho cambios para dar pasos adelante»

Á.O.
-

Nacho González, técnico del UBU San Pablo, refleja «la ambición» de un equipo con la mitad de piezas nuevas que todavía «necesita tiempo»

Nacho González, durante el penúltimo entrenamiento de la semana. - Foto: Luis López Araico

Nacho González, técnico del UBU San Pablo, se mostró cauteloso con su plantilla de cara al debut liguero que se producirá este sábado en Soria (19.00 horas). El vallisoletano reconoció que existen muchas ganas de que llegue la competición oficial, pero advirtió que «el equipo todavía no está hecho» ya que «hay ocho jugadores nuevos, eso son muchos». De esta manera, señaló los «entrenamientos y los minutos en partidos» como el único remedio para «crecer», algo que «se verá semana a semana, porque iremos de menos a más».

Todo esto, pese a que hayan vivido una pretemporada muy completa en la que se ha incidido en el aspecto físico. «Ha sido una pretemporada muy larga, quizá más larga de lo que nos hubiera gustado. Hemos cumplido con lo que debe ser una pretemporada yendo de menos a más, pero faltan bastantes cosas todavía porque acoplar a los recién llegados es siempre complejo», reconoció sobre una preparación en la que primaron los entrenamientos sobre los partidos amistosos para adaptar a los fichajes veraniegos.

No hubo ningún sobresalto en los primeros compases de los entrenamientos preparatorios, sin embargo, en las últimas semanas se han conocido varios problemas que pueden afectar a la plantilla de cara a la jornada inaugural.«Dalmau Huix es baja confirmada y con Alberto Pinillos, que se había llevado un golpe, hay que hacer pruebas. El objetivo es que se recupere lo mejor posible. Esas son las circunstancias y hay que adaptarse a ellas», afirmó sobre un plantel en el que Sebastián Ceballos se suma a la lista de dudas por los efectos de la vacuna contra la covid.

«Hemos ido de menos a más. De ver el primer partido ante el Tubos Aranda al último ante Guadalajara observas dos equipos totalmente diferentes. El cuerpo técnico además necesitamos pedir a los jugadores para ver si nos lo pueden dar. Así podemos saber dónde darán rendimiento ya en competición oficial», comentó Nacho González sobre su equipo, del que piensa que «lo normal es ir a más» a medida que avance la campaña.

De esta manera, encuentra diferencias con los planes realizados el año pasado, cuando se afrontaba el debut en la categoría de plata. «El año pasado el equipo estaba muy hecho de Primera Nacional y tuvimos que adaptarnos a la categoría, este año nos hemos tenido que adaptar a los propios jugadores y al perfil de juego que queremos imponer. Día a día veremos un equipo mejor», reiteró sobre unos «cambios hechos para dar pasos adelante».

Frontalmente con esa idea choca su primer rival: el BM Soria. Recibirán en su casa a los cidianos y lo harán con un equipo muy parecido al que el año pasado logró el ascenso de categoría. «Tienen la ilusión de debutar. Es un equipo muy hecho, con pocos jugadores nuevos y eso tiene sus cosas positivas. Tienen un perfil defensivo de nivel alto. Se ayudan mucho, se arropan mucho. En ataque tienen una buena continuidad, cometen pocas pérdidas y destacan por su estabilidad, eso les dará muchos puntos», analizó el entrenador del Balonmano Burgos sobre la primera salida del curso.

«Fuera de casa este año se va a normalizar la situación con el público. El año pasado sacamos muchos partidos como locales que en condiciones normales nos hubiésemos sacado», concluyó.