scorecardresearch

Buceando en los archivos militares para investigar la muralla

H. JIMÉNEZ
-

La consulta de los viejos legajos de la Comandancia de Obras, ahora custodiados en Segovia, ha permitido sacar a la luz información inédita

Plano de 1852 de Burgos y su muralla, realizado por Mariano Moreno. - Foto: Archivo General Militar de Segovia

El trabajo de documentación sobre la muralla burgalesa toma como punto de partida el estudio previo que se llevó a cabo en el año 2019 y que sacó como conclusión que serán necesarios cerca de 2 millones de euros para su consolidación. Ahora se trata de ir más allá y para eso se ha trabajado en diversas fuentes. Las cifras que aporta el historiador Óscar González dan una idea de lo complejo del trabajo de rastreo y de los frutos que ya se han obtenido hasta ahora, aunque por el momento se queden en el plano de la documentación.

Respecto a los informes de hace tres años se han incorporado multitud de nuevas referencias, gracias sobre todo a los fondos del Archivo Municipal de Burgos, una mina a la hora de obtener numerosos expedientes en los que, aparte de las actuaciones municipales del Ayuntamiento respecto a la situación, adecuación, cesión y enajenación, entre otros, se incluyen otros documentos especialmente referidos a compra, ventas, permutas y licencias de obras, así como actuaciones de conservación, mantenimiento y protección del inmueble defensivo.

Solo los "Libros de Actas Municipales" o "Libros de Regimiento", en los que se anotan los acuerdos del Concejo desde 1379 hasta la última referencia incorporada al fondo archivístico municipal, que es una Comisión de Licencias del año 2021, constan de un fondo documental de más de 1750 legajos. "Extraer una información completa, exhaustiva, hacer un vaciado de la misma en todo su significado, resulta una labor inconmensurable que excede los costes y plazos planteados", destaca González, pues hay que sumar miles de expedientes más de las áreas de Consumo, Hacienda, Gobierno y Régimen Interior, Obras o Servicios Militares.

"De primer orden". Aun así, en los tres últimos meses se ha logrado complementar la documentación con unos 250 nuevos referentes. La gran mayoría procede del citado Archivo Municipal, pero también se ha obtenido valiosa información del Archivo General Militar de Segovia, a donde fueron a parar los papeles de la Comandancia de Obras de Burgos tras su salida de la calle La Puebla en 2011. De allí se han solicitado y obtenido 36 referencias documentales relacionadas fundamentalmente con expedientes de enajenación, venta y cesión de espacios murarios, sobre los que la construcción de viviendas y elementos urbanos nuevos ha afectado a dichos enclaves. Se trata de "una información única, de primer orden, no investigada y por tanto, inédita" datada en los siglos XIX y XX.

El Archivo Histórico Provincial también ha aportado su granito de arena con 10 expedientes que hablaban de las calles de Barrantes, Martínez del Campo, San Lesmes y San Gil, fundamentalmente, y en el apartado gráfico se ha creado una amplia colección de planos , grabados y fotografías. Estas últimas provienen de los últimos fondos digitalizados y catalogados en el Archivo Municipal, como son los de Vicente González Manero, Foto Villafranca o de Memoria Gráfica, pero también fotos recientes del PGOU de 2014 o imágenes aéreas históricas, además de un puñado procedente del Instituto Municipal de Cultura, del IES Diego Porcelos o del Centro Documental de la Memoria Histórica, que guardaba 13 imágenes de los años 1936-1939.

Esta apabullante recopilación informativa se completa con una selección de la hemeroteca de la prensa digital local, fundamentalmente Diario de Burgos, con alrededor de 50 noticias tanto publicadas en papel como digitales, centradas sobre todo en las dos últimas décadas