El MEH concentra 2 de cada 3 visitas al Sistema Atapuerca

ÁM
-
El MEH concentra 2 de cada 3 visitas al Sistema Atapuerca - Foto: Luis López Araico

El conjunto de dotaciones en torno al proyecto de la sierra burgalesa registra sus mejores cifras históricas en el primer semestre del año

El Sistema Atapuerca continúa mejorando las cifras de visitas registradas en los últimos años y ya es un recurso capaz de contabilizar más de 310.000 usuarios en tan sólo seis meses, en este caso los primeros del año. Entre enero y junio se han registrado 313.718 visitas a las diferentes actividades y colecciones permanentes del Museo de la Evolución Humana, los yacimientos, el Centro de Acceso a los Yacimientos (Cayac) y el Centro de Arqueología Experimental (Carex), los dos últimos ubicados en el entorno de las excavaciones, por lo que el impacto del programa cultural trasciende a las instalaciones capitalinas.
Con todo, es el Museo de la Evolución Humana el principal motor de desarrollo del proyecto divulgativo vinculado a los yacimientos paleoantropológicos. Así, la colección permanente del MEH ha recibido en el primer semestre 73.690 visitas, su mejor marca de la serie histórica y un 5,5% más que en el año 2018. Estas cifras tienen el valor añadido de que el Museo apenas ha incrementado o alterado su exposición permanente y ya superó hace años el ‘efecto novedad’ para el visitante local, por lo que su aforador demuestra que cada año tiene una mayor proyección y aceptación exterior.
Más relevante aún es el capítulo de las actividades que alberga el MEH a lo largo de todo el año. Entre enero y junio pasaron por ellas 119.493 usuarios, de nuevo el mejor dato de su serie histórica. Desde que en el año 2013 se iniciara una nueva política de conversión del MEH en un espacio vivo capaz de albergar todo tipo de actividades (cine, música, aventura, talleres, conferencias...), la evolución del número de visitas a su programa ha sido exponencial, pasando de las 44.478 de 2013 a esas casi 120.000, lo que constituye un incremento del 168% en ese periodo de ‘apertura’ a la sociedad y las artes y ciencias en general.
sobre el terreno. También son buenos datos los que se registran en el lugar donde empieza todo, a pie de excavación. Los yacimientos, que constituyen el espacio declarado Patrimonio de la Humanidad, han recibido en seis meses casi 39.000 visitas, mejorando las cifras del pasado año y elevando más del 11% en la comparativa del lustro. Además, no es extraño que el segundo semestre atraiga a más viajeros, puesto que en pleno invierno hay muchas jornadas en las que se hace muy difícil la visita.
La predicción es que el año cierre incluso por encima de los 80.000 visitantes, lo que ya empieza a aproximarse mucho a la cifra dada en su día por Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones, como ‘número clauso’ recomendable para ver in situ el lugar en el que se desentierra la historia de los homínidos.
«El objetivo no es una meta cuantitativa. El objetivo es cualitativo, seguir ofreciendo la excelencia a nuestras visitas que nos ha hecho acreedores de multitud de reconocimientos. En ese sentido, y dentro de lo que es una tendencia claramente ascendente, es tiempo de empezar a pensar en la reflexión que en su momento hizo Eudald. Los yacimientos, advirtió, no deberían recibir más de 100.000 visitantes al año, y está claro que nos encaminamos a alcanzar esa cifra. Sí, quizás sea algo de lo que debamos hablar pronto», admite el director gerente del Sistema Atapuerca, Alejandro Sarmiento.
El gestor del complejo de dotaciones valora especialmente el hecho de que «las colecciones permanentes, tanto en el Museo de la Evolución como en el Centro de Arqueología Experimental, continúen mejorando el número de visitas. Significa que, incluso siendo atractivos ya rodados, son capaces de seguir resultando atractivos».
aniversario de impacto. A pesar de que hace meses que se trabaja en ello, este buen rendimiento del Sistema y del MEH coincide con una potente celebración del aniversario del Museo. La semana de conmemoración se cerrará el viernes 19 con un espectáculo inédito y diseñado exclusivamente para ser puesto en escena dentro del propio MEH. Por tanto, ocurrirá una sola vez y no se repetirá.
Se trata de un espectáculo de luz y sonido en el que los asistentes (la entrada es gratuita hasta completar el aforo, limitado a 320 personas) formarán parte del relato a través de su propia huella humana. En el cómo sucederá eso reside parte del atractivo del programa especial, que tendrá integrada música en directo y que desembocará en la actuación de Diego García ‘El Twanguero’, considerado uno de los mejores guitarristas del mundo. No habrá ni venta de entradas ni invitaciones, así que la única forma de ‘manosear’ el MEH será montar guardia el día de autos