scorecardresearch

Medina disfrutará de una verbena y dos conciertos en fiestas

A.C. / Medina de Pomar
-

La Regadera y Rulo y la Contrabanda, que tocarán para un aforo máximo de mil personas, son las estrellas en un programa organizado a contrarreloj tras el anuncio hace 9 días de la situación de riesgo controlado

El edil de Festejos, David Molledo (izda.), y el alcalde Isaac Angulo presentaron ayer el programa del Rosario 2021. - Foto: A.C.

En los primeros encuentros del concejal de Festejos, David Molledo, con las peñas «no se barajaba prácticamente nada». El desierto festivo obligado por la covid parecía condenar un año más el Rosario, pero su tardía celebración entrado ya el otoño y el cambio a una situación de riesgo controlado anunciada hace solo nueve días han permitido que los medineses y la comarca puedan disfrutar de la primera verbena del año con la Orquesta Cañón. Eso si, será el domingo, 3 de octubre, para evitar la multitud de visitantes que podría suponer su celebración en sábado. La música volverá a sonar con fuerza los días 8 y 9, con la coctelera de sonidos -ska,reggae, pop...- de la banda mirandesa La Regadera y el rock de Rulo y la Contrabanda.

El programa festivo no será como el de antes, pero si «más que digno», a juicio de Molledo, quien ayer lo presentó junto al alcalde, Isaac Angulo. Ambos insistieron en la premura y la dificultad que ello ha supuesto para organizar siete días bajo el lema ‘Un Rosario de cultura’. Aseguraron que la prioridad se ha dado a las propuestas diurnas, al aire libre y enfocadas a jóvenes y niños, en muchos casos. 

No abrirán las peñas, algo ya previsto desde que se empezó a pensar en las fiestas, «porque les pareció que el aforo iba a ser incontrolable», y que en el último momento se antojaba muy complicado, porque no habían pasado cuotas a los peñistas, ni comprado suministros o contratado la electricidad, según explicaron ayer Molledo y el alcalde, quien añadió que «es una decisión de sentido común». Tampoco habrá pregón, ni representantes de la juventud -antes reina y damas-, ni homenajes en la Casa Consistorial, ni desfiles de peñas, pero si un día de fuegos artificiales, festejos taurinos, propuestas novedosas de la mano de once de las doce peñas y numerosas citas musicales incluso con charangas que se distribuirán en seis puntos de la ciudad y allí permanecerán de forma estática junto a dos peñas cada una, para dar ambiente a la hora del aperitivo los dos sábados festivos.

El equipo de gobierno aún no ha echado cuentas de lo que costarán las fiestas, en las que los dos conciertos tendrán entrada. Para escuchar y bailar con La Regadera en el patio del colegio San Isidro, con un aforo para un millar de personas, habrá que abonar 5 euros, y a Rulo y la Contrabanda, 10. A partir del lunes se podrán adquirir las entradas a través de Wegow.

La nueva normalidad que rodea la vida en Medina y el resto de la comarca también animará al Consistorio a celebrar actividades conmemorativas del paso de Carlos V los días 16 y 17 de octubre y a la Asociación Cultural Etnográfica y Artesanal Merindades, a volver a llenar de antigüedades la plaza Mayor y la del Alcázar con el XIV Rastro de Anticuarios y Artesanos, el día 31.