scorecardresearch

Belorado ya tiene su muro por la paz

F. TRESPADERNE
-

La réplica del Muro de Berlín, realizada por el Gremio de Artistas Plásticos para la Federación de Hostelería, ya forma parte del Museo de la Radio Comunicación y del Camino de Santiago

Una de las imágenes emblemáticas del Muro de Berlín es la del beso del líder soviético Leonid Brézhnev con el presidente de la RDA Erich Honecker. - Foto: Luis López Araico

«Teníamos la parte fea del Muro de Berlín y ahora también tenemos la bonita», manifestó el alcalde de Belorado, Álvaro Eguíluz, en la inauguración del 'muro por la paz' que se ha instalado en la entrada del Museo de la Radio Comunicación Inocencio Bocanegra. Se trata de una gran obra realizada por el Gremio de Artistas Plásticos de Burgos (GAP) para el I Festival de Gastronomía Histórica, que se celebró en diciembre del año pasado en la capital, organizado por la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería y el Ayuntamiento de Burgos.

Este 'muro por la paz', señaló Luis Jorge del Barco, exalcalde de la localidad y secretario general de la Federación de Empresarios de Hostelería, «forma parte del museo como una obra viva», una obra para concienciar dentro de un proyecto de paz en el Camino de Santiago, indicó a la vez que animaba a los invitados a dejar un pensamiento o su firma en este gran mural que ya es un reclamo más dentro de un museo que no deja de crecer y de sorprender cada día con nuevas propuestas divulgativas.

Los más satisfechos al ver la obra 'colgada', además de los responsables del museo, eran sus autores. El presidente del Gremio de Artistas Plásticos, Ismael Ali de Unzaga, recordaba la locura que fue realizar esta obra «que se hizo contrarreloj, en medio de un puente y trabajando en los sótanos de un restaurante día y noche», en la que participaron trece artistas, «que nos dividimos el trabajo para hacer esos murales que representa un poco lo que hay en Berlín, pero a pequeña escala porque allí tienen tres metros y medio y estos son de dos». 

Si en Burgos este mural trasladaba a los visitantes a un Berlín gris, aquí, en Belorado, es entrar directamente en sus calles, traspasar sus puntos de control y adentrarse en un mundo dominado por las comunicaciones. Este museo es el lugar ideal para colocar esta obra, Ali de Unzaga, no dudaba al señalar que «para nosotros es un lujazo que nuestra obra esté aquí, manteniendo su unidad y en un museo como este porque es una obra de arte».

La experiencia ha sido tan positiva que el Gremio de Artistas Plásticos volverá a trabajar con los hosteleros, cuyo presidente, Fernando de la Varga, también se mostraba satisfecho porque esta obra siga viva, colgada en un museo, «en una fantástica ubicación que permite dar una segunda vida a la misma».

«El sector de la hostelería es algo más que poner vinos y tapas», aseguró De la Varga, quien mostró la intención del colectivo de continuar colaborando con los artistas plásticos en otras iniciativas, «buscando sinergías entre la cultura y la hostelería». Una apuesta que también hizo suya la presidenta del Instituto Municipal de Cultura (IMC) del Ayuntamiento de Burgos, Rosario Pérez Pardo. 

También era un hombre feliz con esta nueva aportación el regidor beliforano, ya que uno de los objetivos del museo es ir incorporando nuevas piezas relacionadas con el mundo de las comunicaciones como de la historia del siglo XX. 

«Teníamos una recreación del Muro de Berlín, del cheek point charlie, y nos faltaba algo de finales de los 60-70 y la última de las partes finales de los 80, la caída, y este nuevo escenario lo que supone completar esta parte exterior del museo», señaló Eguíluz, quien no duda al señalar que esta obra «añade más valor museístico y para la gente que vino hace cinco o seis años a visitar el museo ahora puede volver porque encontrará un museo algo cambiado». 

En relación al futuro de este centro, Eguíluz recordó que con la pandemia se fue al traste el escape room que había organizado en el museo, dirigido a los institutos de enseñanza, y ahora retoman la idea, a la vez que trabajan en dotar de nuevos escenarios a un museo único, que no deja de crecer y sorprender a los visitantes, cada visita es diferente, como sorprendió a los que acudieron a la puesta de largo de este 'un muro por la paz', un recurso vivo en el que los visitantes podrán plasmar su firma o sus reflexiones, como hicieron los berlineses en el original. 

El primero en dejar su 'huella' en este muro por la paz fue Inocencio Bocanegra, el impulsor de este gran museo que encontró en el Ayuntamiento de Belorado el gran aliado para poner en marcha un proyecto único y vivo en el Camino de Santiago. Sin duda, este Museo de Radio Comunicación es una buena excusa para visitar esta villa que cuenta con más tesoros.