scorecardresearch

Los andamios vuelven al número 8 de la plaza Santa María

C.M.
-

Comienza la obra para consolidar la buhardilla y el alero del edificio ubicado frente a la portada de la Catedral que se encuentran en serio riesgo de caída

El edificio del número 8 de la plaza Santa María se ha vuelto a cubrir de andamios. - Foto: Valdivielso

Los andamios han vuelto de nuevo al número 8 de la plaza Santa María, donde permanecerán al menos dos meses. El objetivo es realizar obras de consolidación de la buhardilla y el alero que se encuentran en estado de deterioro e, incluso, con serio riesgo de caída. 

La actuación se ha demorado hasta que la Justicia se ha pronunciado sobre los numerosos contenciosos presentados por los dueños del 'cuerpo superior recrecido y retranqueado' contra el Ayuntamiento y los diferentes recursos. La actuación únicamente puede ceñirse a la «consolidación» de los elementos existentes. Especialmente preocupa el alero, que deberá alinearse para que sujete bien el tejado. 

Cabe recordar que la comunidad de propietarios solicitó licencia en 2011 para la rehabilitación del edificio cuyo tejado comparte con el número 7 pero el Ayuntamiento exigió que la construcción fuera eliminada «para recuperar la composición original del edificio» al considerarla fuera de ordenación y que estaba en ruina. Sin embargo, el propietario de la buhardilla acudió a los tribunales y estos le dieron la razón. El Tribunal Superior de Justicia sentenció que la construcción no está fuera de ordenamiento, dado que es anterior a toda normativa urbanística y de suelo y también muy anterior al primer planeamiento de la ciudad de Burgos.

Sin embargo, el TSJ emplazó al Ayuntamiento a buscar otras fórmulas dentro de sus facultades y potestades para la eliminación de manera legal y siempre de manera negociada con los propietarios, que tienen sus derechos. De modo, que habrá que esperar la decisión municipal cuando los propietarios pidan licencia para rehabilitar el inmueble. 

No cabe duda de que se trata de que el inmueble afectado se encuentra en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad y más fotografiadas por los turistas y el estado en el que se encuentra no ofrece la mejor imagen.