scorecardresearch

La cocina con sentimiento llega al pueblo

I.P.
-

El cocinero y propietario de Maridajes gestionará el restaurante de las piscinas de Arcos de la Llana. «Ha pesado el corazón», reconoce el también alcalde de la pedanía de Villanueva Matamala

José María Temiño está vinculado a la hostelería desde la cuna. - Foto: Luis López Araico

A José María Temiño le ha podido el sentimentalismo, pero está feliz. Empresario hostelero, propietario del restaurante Maridajes en la capital burgalesa y reconocido cocinero, en unas semanas cogerá las riendas del bar-restaurante de las piscinas municipales de Arcos de la Llana, tras la adjudicación -se presentaron tres ofertas- realizada por el Ayuntamiento, una vez que la anterior empresa que se quedó con la concesión el año pasado ya comunicó su intención de no prorrogar el contrato otra temporada. 

Temiño Santamaría presume de su pueblo, Villanueva Matamala, una pedanía perteneciente al municipio de Arcos y de la que, además, el hostelero es el alcalde pedáneo. Esta circunstancia ha pesado y mucho en la decisión de optar al concurso convocado por el Consistorio y llevar su cocina y saber hacer a la localidad. También reconoce haber valorado alguna modificación en el pliego de condiciones respecto al año pasado; entonces no le convenció alguna de las bases, por lo que rehusó presentar oferta, según recuerda el mismo, que menciona como la más importante que el pliego contemple para esta temporada el cierre del establecimiento hostelero 30 días para las vacaciones de los trabajadores. Entre las condiciones del contrato está también la de dar comida de lunes a domingo, cenas y comida para llevar a casa. 

Las bases del pliego recogen un periodo de adjudicación por 30 meses prorrogables de 10 en 10 para evitar que finalice el plazo en época estival.  

Será a finales de este mes cuando se produzca el relevo. El restaurante permanecerá unos 15 días cerrado, mientras unos se llevan su maquinaria y utensilios y otros instalan los suyos y decoran el establecimiento a su gusto. La idea, explica el alcalde de la localidad, Javier Castillo es que vuelva a abrirse al público hacia el 7 de junio. De hecho, la puesta en servicio de las piscinas está prevista para el 17 de ese mes, coincidiendo con la fiesta burgalesa de El Parral.  

José María Temiño, por su parte, afronta esta aventura en 'su pueblo' con especial ilusión y dispuesto a sorprender con su oferta a los clientes. Tendrá más volumen de trabajo, al tener que estar pendiente de dos establecimiento, con la particularidad de que en el caso de Arcos, el bar-restaurante interior se completa con el servicio de terraza exterior; a este respecto, el nuevo responsable explica que en esa zona se instalará bien la caseta con la que participaba en la Feria de Tapas -en la que estas fiestas de San Pedro no estarán- o una food truck.

De ahí que Temiño ya haya hecho 14 contratos para prestar «un buen servicio en Arcos». El cocinero aclara que no hay trasvase de personal entre Maridajes y las piscinas y que los trabajadores de Arcos son profesionales contratados ajenos al restaurante de la capital burgalesa. En todo caso, asegura estar ilusionado, aunque no oculta que «con algo de vértigo».