Alquilan 250 hectáreas para el mayor huerto solar burgalés

F.T.
-

Detrás del proyecto está Solaria Energía y Medio Ambiente, que tiene en exclusividad la línea de evacuación de la central de Garoña para descargar la energía de esta planta y de las que proyecta en Merindades.

En el municipio de Llano de Bureba aporta al proyecto de la planta fotovoltáica unas cien hectáreas. El resto corresponden a Hermosilla, Berzosa y La Vid - Foto: Luis López Araico

El boom de las renovables llega al campo burebano y lo hace con el mayor proyecto de los que se encuentra en tramitación en estos momentos en la provincia, ya que la instalación fotovoltáica que proyecta la empresa Solaria Energía y Medio Ambiente contempla el arrendamiento y ocupación de 250 hectáreas de las localidades de Llano de Bureba, Hermosilla, Berzosa de Bureba y La Vid de Bureba.
El ambicioso objetivo de energías limpias fijado por la Unión Europea, que en el año 2030 el 32 por ciento de la energía final consumida proceda de las renovables, han desatado en los últimos meses una ofensiva de las compañías eléctricas y empresas solares en busca de suelo, a ser posible municipal, para huertos solares a cambio de altas rentabilidades para los ayuntamientos y agricultores.
Solaria, que tiene en exclusividad la utilización de núcleo evacuación eléctrica de la central nuclear de Garoña y proyecta varios huertos solares en Las Merindades, comenzó hace un par de meses las negociaciones con las cuatro localidades burebanas para hacerse con el arrendamiento, por 26 años, de las 250 hectáreas, repartidas en 43 parcelas de suelo rústico distribuidas por las cuatro localidades, de las que unas 190 son municipales y el resto de particulares.
El primer paso para que este proyecto se haga realidad es formalizar el contrato de arrendamiento y para ello los cuatro pueblos han delegado en la Central de Contratación de la Diputación la licitación la tramitación del mismo, estableciendo un plazo para presentar oferta de tan solo diez días, es decir el próximo día 21, las empresas interesadas del sector tendrá que presentar sus ofertas. El destino de las parcelas a arrendar es exclusivamente para la instalación de una planta de producción de electricidad partiendo de energía solar fotovoltáica con conexión a la red general de evacuación de la electricidad producida. En el pliego, los municipios permiten que el adjudicatario pueda ajustar la superficie final sujeta a arrendamiento en función del proyecto fotovoltáico finalmente autorizado por los organismos competentes.

[más información en la edicón impresa]