Van Aert arrasa en la 'crono'

EFE
-
Van Aert arrasa en la 'crono' - Foto: Twitter @dauphine

El belga vence en una cuarta etapa del Dauphiné marcada por la llegada de Yates como nuevo líder y la fractura de fémur de Froome, que le obliga a decir adiós al Tour

El joven Wout Van Aert (Jumbo Visma) ha dado una lección magistral a todos los especialistas de contrarreloj al ganar en la cuarta etapa del Dauphiné, disputada en la localidad de Roanne a 26 kilómetros. Una alegría que contrasta con la amargura de Chris Froom que, tras sufrir una rotura de fémur por una caída durante el reconocimiento de la etapa, tendrá que ser baja para esta prueba y también para el cercano Tour de Francia.

Mientras Froome ya estaba descartado para los dos eventos, Van Aert, de 24 años, triple campeón del Mundo de ciclocross que anuncia grandes éxitos en ruta, se imponía con rotundidad en la crono marcando en meta un tiempo de 33.38 minutos, a una media de 46,56 kms/hora.
Una forma de volar para apuntarse su primera victoria World Tour, dejando mudos a los grandes especialistas de la modalidad y resto de favoritos, que no pudieron ni acercarse a su registro. Sacó 31 segundos a Van Garderen y 47 a Dumoulin, segundo y tercero, respectivamente, 49 a Kruijswijk, 56 a Yates, 1.06 minutos a Fuglsang, 1.21 a Pinot, 1.23 al anterior líder Dylan Teuns y 1.36 a Nairo Quintana.
Un repaso en toda regla del ciclista de Herentals que confirma su imparable progresión cada vez que se sube a la bicicleta. Se quedó noveno en la general a 30 segundos de Yates, pero su calidad y descaro ya no le descarta para luchar entre los grandes.

Precisamente Yates tomó el mando entre el grupo de candidatos al amarillo, al conseguir superar ya por 4 segundos a Teuns, que luchó hasta el último metro por seguir de amarillo. Fuglsang se sube al podio a 7 y en menos de 40 segundos están apretados Kruijswijk, Pinot, Aert y Quintana. Sin embargo, el francés Romain Bardet se aleja a 1.27.

 

Revés para Froome

Ha sido una crono clave para la general; sin embargo, pasó a segundo plano por la fractura de fémur y el adiós al Tour de Francia de Froome tras la caída que sufrió en el reconocimiento del circuito, en el descenso de Saint-André-D'Apchon, donde chocó contra un muro. El tetracampeón del Tour fue trasladado en helicóptero a un hospital de Roanne y los médicos le confirmaron el adiós al Dauphiné y al sueño de entrar en el "club de los 5" vencedores del Tour.

Según confirmó el director del equipo Ineos, Dave Brailsford, una fuerte corriente de aire lanzó al ciclista contra un muro en un descenso de la etapa, 26 kilómetros contra el crono en Roanne, en el centro de Francia, lo que provocó la caída. "Todo pasó en una parte descendente, a gran velocidad. Se ha golpeado contra un muro, es un golpe importante. La ambulancia intervino rápidamente y le atendió hasta que llegó un helicóptero para trasladarle a Saint-Eteinne", dijo Brailsford a la televisión pública francesa. En declaraciones a la prensa agregó que el accidente tuvo lugar cuando Froome trató de sonarse la nariz en ese descenso y apareció una corriente de aire que le empujó contra ese muro. Precisó que el ciclista rodaba a unos 60 kilómetros por hora y que, pese a la violencia de la caída, no perdió la consciencia.