Tibio arranque de la añada de la mascarilla

I.M.L.
-

Unas pocas bodegas han iniciado las labores de recogida de uva, empezando por el albillo mayor. Las primeras cuadrillas son o empleados fijos o temporeros que viven en la comarca

Tibio arranque de la añada de la mascarilla - Foto: Alberto Rodrigo

GALERÍA

Vendimia en la Ribera

Remolque, preparado. Canastos, listos. Tijeras, afiladas. Y, esta vendimia, mascarilla puesta. Esta es la equipación básica para los vendimiadores que estos días recorrerán arriba y abajo los viñedos de la DO Ribera del Duero para recoger el trabajo de todo un año en forma de racimos. La tendencia mayoritaria de viticultores, enólogos y bodegas es esperar a que los últimos días de septiembre ayuden a redondear las cualidades de unas uvas que, a día de hoy, ya apuntan a que la calidad de los futuros vinos será excelente. Algunas excepciones han tomado la delantera y han empezado a pasar las uvas a la bodega para su primera fermentación.

Una de estas vendimias tempraneras lleva varios días desarrollándose en la Finca Torremilanos, que además de las uvas destinadas a hacer cava, ya ha recogido casi todo el albillo mayor para sus blancos y ha empezado con la tempranillo para los vinos con menos crianza. Su experiencia sobre el terreno puede servir de pista para la organización de otros viticultores de cara a minimizar los riesgos de posibles contagios por la covid-19 en esta particular vendimia.

«Nosotros trabajamos siempre con las mismas cuadrilla, durante todo el año, y viven en la zona, entre Aranda y Castrillo», especifica Miguel Ángel Peñalba, responsable de viñedo en Torremilanos, para justificar que sus vendimiadores no han tenido que esperar a que se organizase la realización de PCR a los temporeros venidos de otras zonas de salud.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)