scorecardresearch

Permiso para un etarra condenado a 208 años

I.E.
-

La Audiencia Nacional autoriza una salida de tres días a Álvaro Arri Pascual, alias 'Munipa', preso en la cárcel de Burgos, pese a la oposición de la Fiscalía. Los jueces valoran que ha rechazado la violencia y ha pedido perdón

Álvaro Arri Pascual cumple condena en la cárcel de Burgos.

La Audiencia Nacional está concediendo los primeros permisos de salida a un recluso etarra de la cárcel de Burgos, con delitos de sangre, que fue condenado a 208 años de cárcel. Y lo hace contra el criterio de la Fiscalía, que considera que no ha demostrado verdadero arrepentimiento de su pasado terrorista.

El preso es Álvaro Arri Pascual, alias 'Munipa', expolicía municipal en Erandio (Vizcaya), al que se vinculó con la estructura de apoyo del comando Vizcaya y que se integró a mediados de los años 90 en el comando Madrid. Hasta mayo de 2020 Arri estaba recluido en la cárcel de Castellón II y en esa fecha fue trasladado a Burgos, en el marco de la política de acercamiento a presos que habían expresado arrepentimiento. El etarra ingresó en prisión en abril de 2003 tras ser entregado por las autoridades francesas tras ser detenido en el país vecino en noviembre de 1995 y cumplir condena allí.

En España cumple un máximo de 30 años -pese a la condena global de 208- por asesinatos, delitos de estragos y atentados, entre ellos, la colocación en el centro de Madrid del coche bomba que costó la vida al teniente general Francisco Veguillas, el conductor de su vehículo y un trabajador.

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)