scorecardresearch

Un pedazo del Santo Sepulcro en León

ICAL
-

La piedra entregada por el Custodio de Tierra Santa acompaña a dos procesiones

Un pedazo del Santo Sepulcro en León - Foto: CAMPILLO

El Custodio de Tierra Santa hizo entrega en septiembre de 2017 a la Cofradía Santo Sepulcro Esperanza de la Vida de León de una reliquia -certificada- del Santo Sepulcro de Jerusalén para su veneración y exposición pública, tanto en los desfiles procesionales que organiza esta entidad como en otras celebraciones.

La piedra recibida con motivo de la peregrinación que organizó la Cofradía con motivo del 25 aniversario de su fundación procesiona junto al Santísimo Cristo Esperanza de la Vida el Lunes Santo en la solemne Adoración Procesional de las Llagas de Cristo y el Sábado Santo, en la procesión Camino de la Luz.

La reliquia fue entregada por Fray Emilio Bárcenas al Maestre Honorario de la Cofradía, el hermano José Antonio Fresno durante la visita a Tierra Santa que integraron 45 personas. La delegación cofrade hizo entrega, dentro de su acción social, de un donativo al Custodio para contribuir al mantenimiento de la presencia de los cristianos en el lugar. 

En Tierra Santa, el Custodio se considera una de las autoridades religiosas cristianas principales. Junto al patriarca griego ortodoxo y al patriarca armenio ortodoxo, es responsable del código que regula la vida en el Santo Sepulcro y Belén. Por derecho, forma parte de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa (los obispos de la iglesia católica local).

El pedazo del Santo Sepulcro que atesora la Cofradía, y por extensión la ciudad de León, fue bendecida y presentada públicamente en octubre de 2017 antes de ser llevada en procesión al convento de la Purísima Concepción para su exposición al culto.

"Contar con una parte del lugar que fue testigo excepcional de la Resurrección de Cristo, permitirá a los hermanos de la Cofradía y a los leoneses, en general, vivir con mayor intensidad la historia de la salvación", expresaron entonces desde la organización religiosa.

La Cofradía Santo Sepulcro-Esperanza de la Vida de León fue fundada en 1992 -erigida canónicamente por el entonces obispo de León, Antonio Vilaplana- a iniciativa de un grupo de jóvenes con el objetivo de completar el ciclo de la Semana Santa y ofrecer veneración de modo asociado al patrono de la diócesis, San Froilán, titular de la parroquia-sede y posteriormente copatrono de la cofradía.